• 01 800-286-84-64 (222) 409-05-87

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • youtube
  • Linkedin

como-disenar-una-politica-publica

iconitoEscrito por: Mtro. Julio Franco Corzo
30 de octubre de 2014

Diseñar políticas públicas es una tarea difícil. Requiere de conocimientos de economía, ciencia política, estadística, administración pública, derecho, sociología, antropología, psicología y comunicación. Por lo tanto, se necesita de un equipo de trabajo multidisciplinario, de un líder que obtenga la información precisa de cada especialista, así como de tomar en cuenta la opinión de la ciudadanía, los expertos, los servidores públicos y los políticos.

En mi opinión, para lograrlo de manera efectiva se tienen que realizar 19 actividades en 5 etapas que se resumen en el siguiente cuadro:

 las-cinco-etapas
Fuente: Franco Corzo, Julio. 2013. Diseño de Políticas Públicas. México. IEXE editorial

 

problema Etapa 1. Análisis del Problema

Una de las características básicas de las políticas públicas es que deben de responder a un problema claro y delimitado. Una acción de gobierno sin un diagnóstico adecuado no es política pública, es simplemente una acción gubernamental.

En esta etapa sugiero iniciar con la delimitación del problema público que se desea atender, cuantificando el número de afectados, las zonas geográficas donde residen y los costos sociales que el problema ha generado.

Posteriormente sugiero realizar un análisis causal que nos permita conocer cuáles son las causas principales que están generando el problema que deseamos atender. En análisis causal es, en mi opinión, un paso crucial en esta etapa debido a que las soluciones que planteemos deben estar enfocadas en atacar las causas del problema y no las consecuencias.

Finalmente, propongo que se utilice el principio de Pareto o la regla del 80/20 para elegir las causas que mayor influencia tienen en la manifestación del problema para diseñar una política pública eficaz.

 

soluciones Etapa 2.Análisis de Soluciones

Las soluciones de política pública son cursos de acción alternativos para mitigar las causas de un problema público. Sugiero iniciar estableciendo claramente el objetivo de las potenciales soluciones, así como la población potencial que se desea atender. Posteriormente, propongo que se lleve a cabo una sesión de lluvia de ideas para proponer soluciones creativas con un grupo pequeño de personas involucradas en el proyecto. En mi experiencia, el grupo deberá ser menor a ocho personas para que pueda funcionar de manera eficaz.

Después de la sesión de lluvia de ideas, es necesario saber qué soluciones se han implementado para problemas similares. Sugiero que se realicen dos análisis: uno de prácticas actuales y otro de mejores prácticas de política pública.

Finalmente, propongo seleccionar las mejores soluciones, cuantificar sus costos y definir la población objetivo. Calcular costos de alternativas de política pública puede parecer una tarea fácil, pero no lo es. Requiere de un análisis serio donde se deben calcular los costos de inversión, así como los costos de operación.

En la mayoría de los casos, una política pública no puede atender a todos los afectados del problema público (población potencial), debido a restricciones presupuestales, cuestiones geográficas o tiempo. Propongo seleccionar a una población objetivo, la cual es aquella a la que la política pública estará en condiciones de atender.

 

factibilidad Etapa 3.Análisis de Factibilidad

Muchos de los “elefantes blancos” que describí en mi libro Diseño de Políticas Públicas fueron causados porque aficionados y neófitos propusieron ocurrencias a las que posteriormente se les asignó un presupuesto público para ejecutarlos. Esta etapa tiene como objetivo filtrar las ocurrencias de las ideas que pueden ser exitosas.

Una propuesta de política pública es factible cuando tiene posibilidad de ser instrumentada en las circunstancias actuales de un particular entorno. El análisis de factibilidad requiere del trabajo conjunto de especialistas para generar una labor seria. En mi opinión, se requieren seis análisis de factibilidad que he denominado “filtros de factibilidad”: 1) presupuestal, 2) socioeconómico, 3) legal, 4) político, 5) ambiental y 6) administrativo.

El análisis de factibilidad presupuestal permite identificar la disponibilidad de recursos para la implementación de la política pública que se está diseñando. El de factibilidad socioeconómica permite realizar la valoración económica y social de los costos y los beneficios de la política pública. El análisis de factibilidad legal permite verificar si las soluciones propuestas contravienen a algún mandamiento establecido en la Constitución, la normatividad o reglamentos específicos.

El análisis de factibilidad política permite conocer los intereses y el poder que tienen las personas, grupos u organizaciones que estarían tanto a favor como en contra de las propuestas de política pública. El análisis de factibilidad ambiental evalúa el impacto que las propuestas de política pública generarán en el medio ambiente. Finalmente, el análisis de factibilidad administrativo permite valorar los recursos organizaciones y técnicos con los que se dispondrá para la implementación de una propuesta con base en la estructura organizacional bajo la que operará.

Una vez realizado estos seis análisis, propongo integrar una matriz de alternativas de política pública. En mi opinión, esta matriz es la herramienta más importante para hacer una recomendación inteligente y profesional de política pública.

matriz
Fuente: Franco Corzo, Julio. 2013. Diseño de Políticas Públicas. México. IEXE editorial

 

recomendacionEtapa 4.Recomendaciones de política pública

Una vez que se ha integrado una matriz de alternativas de política pública, estamos en posibilidad de realizar una recomendación clara, concisa e inteligente de política pública. Uno de los instrumentos más utilizados por los profesionales de las políticas públicas se llama memorándum de política pública o policy memo.

El policy memo es un documento de análisis y recomendaciones que pretende influir en la toma de decisiones de política pública. Es un informe de hechos con una valoración y una interpretación del analista de política pública. Utilizo el concepto de memorándum de política pública en el idioma inglés como policy memo, ya que es en los Estados Unidos donde se generaron las principales corrientes teóricas y las herramientas prácticas para el diseño y la evaluación de políticas públicas.

El propósito de un policy memo es proveer información de política pública relevante para la toma de decisiones. En general, entre más alta es la jerarquía de un decisor, menor es su conocimiento específico sobre cualquier tema y menor su habilidad para enfocarse en uno solo, por eso, un policy memo efectivo debe:

1) Explicar por qué el problema es importante y por qué se necesita tomar una decisión.

2) Suministrar los hechos esenciales y la información de apoyo con sólida evidencia técnica y empírica, no anecdótica.

3) Describir y recomendar un curso de acción claro.

En mi libro "Diseño de Políticas Públicas" presento recomendaciones específicas para cada una de las secciones de un policy memo, así como dos ejemplos para que los que inician en la disciplina puedan tener un buen punto de referencia.

 

planEtapa 5. Plan de Acción de Política Pública

Si el decisor ha aceptado la recomendación de política pública, el equipo que participó en el diseño de la política pública deberá presentar un plan de acción de la misma, que es la culminación del diseño de la política pública.

En el plan de acción se presentan de forma clara y a detalle las acciones clave a llevar a cabo en la implementación de la política pública, es decir, se sitúa en el paso intermedio entre el diseño y la implementación de la misma y se realiza una vez que se ha seleccionado la mejor alternativa de política pública.

En la mayoría de los casos, el equipo de trabajo que realiza el diseño de la política pública no es el mismo que el que se encarga de implementarla. Es por ello que es de suma importancia que el plan de acción presente de forma precisa las actividades y las consideraciones más importantes para su implementación y así, el equipo encargado de ejecutarla, cuente con las bases para instrumentar a detalle el plan de implementación.

El plan de acción debe considerar al menos seis aspectos: 1) planeación legal; 2) planeación administrativa y programación presupuestal; 3) reglas de operación; 4) cabildeo; 5) evaluación y monitoreo; y 6) estrategia de comunicación.

 

Reflexiones finales

El camino que recorrí para construir esta metodología fue bastante largo, 13 años para ser exacto. En más de una década he tenido la oportunidad de liderar 70 proyectos de consultoría para el sector público y de capacitar a más de 2 mil servidores públicos de decenas de agencias del gobierno federal, gobiernos estatales y municipales. Las ideas y sugerencias de mis clientes, así como de funcionarios en mis cursos, me ayudaron a perfeccionar la metodología y posteriormente a publicar un libro. 

Hace un año, junto con un grupo de consultores, diseñamos un Diplomado en Análisis y Diseño de Política Pública en línea, para que lograr que la metodología fuera de más facil aprendizaje, a través de casos prácticos y ejercicios dinámicos. Si estás interesado en desarrollarte en esta área, el diplomado es una excelente opción.

"El contenido de este artículo se encuentra protegido conforme a la Ley Federal del Derecho de Autor y la Ley Federal de Propiedad Industrial, así como otras leyes en materia autoral y convenios internacionales"

Si quieres profundizar más sobre este y otros temas, especialízate en políticas públicas con las maestrías en línea de IEXE. Para obtener más información regístrate en el siguiente formulario:
-

Suscríbete para recibir las entradas nuevas en tu correo