• 01 800-286-84-64 (222) 409-05-87

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • youtube
  • Linkedin

iconito Autor: Diana Tadeo
18 de mayo de 2016

El Método ALOP es una guía que nos otorga cuatro herramientas para diseñar políticas públicas viables (análisis, liderazgo, organización y política), mediante las cuales podemos evaluar los factores de éxito y fracaso de una política pública.

Considero que una forma fácil de aprender a utilizar este método es tomar como referencia a aquellos proyectos de infraestructura en los que el gobierno invirtió una gran cantidad de dinero y que, o no se terminaron de construir o se encuentran en situaciones de total abandono, es decir, los denominados “elefantes blancos”.

Uno de estos “ejemplares” son las Villas Panamericanas que se construyeron para albergar a los competidores de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, cuya construcción se llevó a cabo entre los años 2009 y 2011 y tuvieron un costo de mil 200 millones pesos, de los cuales casi mil millones de pesos se otorgaron como préstamo a la empresa constructora Corey de recursos que provenían de programas para promover viviendas populares, gasto corriente del gobierno estatal, e incluso, del fondo de jubilaciones de burócratas jalicienses.

El objetivo final de este proyecto era que la empresa constructora vendiera los departamentos al final de los Juegos Panamericanos para así pagar el financiamiento del gobierno.

Cinco años después de ese evento mundial, las Villas Panamericanas están abandonadas, enfrentan un problema jurídico ya que el Tribunal Administrativo Estatal impide utilizar el inmueble debido a

que el proyecto vulneró los Planes Parciales de Desarrollo y siguen generando costos de casi un millón de pesos mensuales para su mantenimiento.

Y es entonces cuando surge la pregunta: ¿qué es lo que se hizo mal?

Primero, no se realizó un análisis previo a la realización del proyecto. El gobierno confió en financiar casi la totalidad del costo del proyecto a una constructora a la que todos los bancos le negaban el préstamo por insostenibilidad financiera.

Además, no tomaron en cuenta la opinión de expertos ecologistas que señalaron que no era viable construir las Villas Panamericanas en el terreno elegido, dado que están ubicados sobre las zonas de recarga de los mantos freáticos.

No ha habido liderazgo ni política para manejar el problema en el que se ha convertido este inmueble. Es preocupante ver cómo funcionarios públicos que antes exigían respuestas y soluciones a este problema –como el Gobernador del Estado de Jalisco- ahora se mantienen pasivos ante una situación que requiere ser resuelta para que, si no se recupera la inversión, al menos no siga generando gastos del erario público.

Si bien es cierto que el gobierno estatal ha indicado que pretende convertir las Villas Panamericanas en una casa de día para adultos mayores, oficinas de gobierno, clínicas u hospitales, la realidad es que hasta el momento se sigue atendiendo esta problemática con “ideas” pero no con estrategias basadas en un análisis riguroso que permita tomar la decisión sobre cuál es la mejor solución factible para atender a este “elefante blanco” que les cuesta a los jalicienses casi un millón de pesos mensuales y que, según estudios que han realizado investigadores de la Universidad de Guadalajara, también puede tener un costo ambiental altísimo.

Conoce el curso en línea Método ALOP. Cursa el primer módulo completamente gratis:


 "El contenido de este artículo se encuentra protegido conforme a la Ley Federal del Derecho de Autor y la Ley Federal de Propiedad Industrial, así como otras leyes en materia autoral y convenios internacionales"

Si quieres profundizar más sobre este y otros temas, especialízate en políticas públicas con las maestrías en línea de IEXE. Para obtener más información regístrate en el siguiente formulario:
-

Suscríbete para recibir las entradas nuevas en tu correo