El Padrino: ¿qué podemos aprender de la mafia italiana para el mundo laboral?

El Padrino: ¿qué podemos aprender de la mafia italiana para el mundo laboral?

En las siguientes líneas les haré una oferta que no podrán rechazar: las lecciones que puedes aprender de esta gran novela escrita por Mario Puzo, misma que sirvió como base para la obra maestra del cine con el mismo título.

Antes de adentrarnos es importante mencionar que, como sucede en casi todas las obras adatadas a la pantalla grande, se suelen omitir ciertas cosas; El Padrino no es la excepción; por ejemplo, a pesar de que la trilogía en conjunto dura cerca de 8 horas, es posible notar el contraste con el personaje de Johnny Fontane, a quien Mario Puzo le dedica cerca de 3 capítulos completos, mientras que en la película sólo es un personaje superficial egoísta y carente de liderazgo. Una vez hecha la aclaración, continuemos.

El Padrino ejemplifica las distintas situaciones que se nos pueden presentar a lo largo de nuestra vida profesional o incluso personal y, aunque no lo parezca, podemos aprender mucho de cómo conseguir el éxito, cómo generar propuestas de valor o, incluso, cómo manejar nuestras emociones.

Para llegar al éxito es evidente que debemos desarrollar previamente ciertas habilidades de liderazgo, coordinación y planificación. El Padrino es una novela que nos muestra a través de un sinfín de ejemplos cómo podemos desarrollar estas habilidades.

Los Corleone, la principal familia de esta historia, generó su fortuna a través de los negocios ilícitos como los juegos de azar y la venta de bebidas alcohólicas, posteriormente ese dinero lo invirtieron en negocios legales como hoteles y casinos; pero sin importar la naturaleza del negocio, siempre se dividían por células comandadas por ciertos capos que habían mostrado capacidad de liderazgo y toma de decisiones; y, aunque no lo parezca, hay mucho que podemos aprender e implementar en el sector profesional, así que, por esta razón a continuación veremos 5 cosas que puedes aprender de El Padrino:

  1. La paciencia

Vito Corlone mostró en distintos pasajes de la novela la capacidad de gestionar y liderar cualquier cosa que se pudiera presentar en el camino, demostrando así lo importante que es la resiliencia al intentar conseguir lo que se plantea.

La familia Corleone, nos muestra que los grandes negocios, requieren también de grandes aspiraciones y sacrificios, así como de paciencia para poder esperar el momento perfecto y actuar.

  1. Planear la negociación con anticipación y evitar la ansiedad

“No permitas que nadie fuera de la familia sepa lo que estás pensando”, una frase profunda que le da por lección Don Vito a su hijo Sonny, cuando intentaba hablar de más en una negociación.

En un contexto de ventas (y tal vez en casi cualquier momento de la vida) es importante esperar a que la contraparte hable y exponga lo que necesita, de esta forma podremos añadir o quitar algunos elementos que previamente tengamos pensados. Cuando se entra en una negociación formal, se deben practicar las palabras y puntos a tratar en la reunión, ya que muchas veces cuando se improvisa podemos cometer errores.

  1. Los sentimientos nublan el buen juicio

Don Vito siempre se muestra como una persona segura, resuelta y con confianza en sí mismo, lo cual le genera una ventaja al momento de proteger sus intereses, nunca teme decir lo que piensa, es claro, pero nunca ofende a su contraparte, lo hace de una manera muy diplomática y cortés, es decir es sumamente empático y asertivo al hablar y comunicar, es crítico con las acciones y las ideas pero suave y amable con las personas (hasta que llega algo que no puede perdonar, claro está). Para ser un buen negociador, nunca debes actuar gobernado por tus emociones, sino motivado concreta que tenga un fundamento en una situación racional.

  1. Nada es personal pero siempre debemos crear lazos

La muerte de Sony causó un gran efecto en la familia, pero mientas todos pensaban en venganza, Don Corleone decidió hablar y crear un pacto para evitar una guerra mucho más grande.

A veces debemos tener claro que en el mundo laboral no podemos tomar las cosas de manera personal, mucho menos podemos dejarnos llevar por un roce pasajero. Por ende, siempre se deben edificar puentes y alianzas hasta con aquellos con los que no compartimos una visión en común.

Una constante que podemos notar de Don Corleone, es la relación que tenía con muchas personas tanto del gobierno como con ciertos grupos dentro de la mafia, para él era muy importante mantener relaciones estrechas con todos, jamás sabes cuándo podrías necesitar de alguien o bien, cuando esa persona te puede conectar con alguien mucho más poderoso; aunque es importante puntualizar que las relaciones y contactos no se deben mantener única y exclusivamente para ese objetivo.

  1. La Cosa Nostra

Uno de los aspectos interesantes que nos muestra la obra es la importancia que le da Vito a la familia, es decir, nada está por encima de ese núcleo, procurando mantener cada cosa en su lugar. Incluso en algún momento llama la atención a sus hijos por hablar de negocios mientras comían, dando a entender que se enfocaran y disfrutaran de ello, ya que siempre debe haber tiempo para los tuyos.

Para Vito el liderazgo significa tomar decisiones que, aunque duelan o sean difíciles, hay que asimilarlas para sacar lo mejor posible en beneficio de la mayoría; a su vez, todas las personas involucradas deben tener un objetivo en común y un rol muy claro, de tal forma que, así como en la mafia se debe mantener una organización por niveles y responsabilidades; las instituciones deben mantener un objetivo claro, con responsabilidades y papeles bien definidos.

 

Referencias:

Puzo, Mario. (1969). El Padrino. G. P. Putnam’s Sons.

1+

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.