La gripe española: una referencia borrada, pero que se adhirió al mundo hasta el presente

La gripe española: una referencia borrada, pero que se adhirió al mundo hasta el presente

 

“Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”

(Bonaparte, 1769-1821).

 

A poco más del Primer Centenario de la gripe española, en una especie de conmemoración perniciosa, el COVID-19 llega a azotar a la humanidad, como si no fueran suficientes los problemas estacionarios que han dejado otros pasajes de la historia a lo largo de estos cien años (la Primera y Segunda Guerra Mundial, La Guerra Fría, el accidente nuclear en Chernóbil, entre otros más; sin contar la infinidad de catástrofes naturales).

Es curioso como los seres humanos tenemos una gran capacidad para recordar y a la par, adherir las cosas que se vuelven cotidianas sin reparar en el por qué, aumentando así las probabilidades de cometer los mismos errores.

La gripe española ha sido una tragedia que afectó a millones de personas a nivel mundial, seguramente a estas alturas ya te habrás enterado, en especial por los números que dejó: en tres oleadas, entre 1918 y 1919, hubo un saldo de 20 a 50 millones de personas fallecidas.

En esos años la población sólo era la cuarta parte del tamaño de lo que es hoy y las enfermedades estaban a la orden del día, así que era común que las personas fallecieran por alguna enfermedad infecciosa, restando relevancia a la situación.

Todas las gripes estacionales comenzaron siendo una gripe pandémica que, evidentemente, a su llegada era mucho más grave, pero con el tiempo evolucionó para ser más benigna y así, poder convivir con el ser humano.

Pero, ¿por qué la gripe española fue tan mortal?

Bien, resulta que dicha enfermedad surgió cuando el mundo estaba en guerra, de tal forma que la humanidad en general se encontraba más vulnerable y, al mismo tiempo, existía la necesidad de desplazarse constantemente; entre personas que pasaban hambre, hasta las que necesitaban un descanso físico por estar en la primera línea de batalla. Esta ingrata coincidencia exponenció a la gripe española dejando a su paso un número grande de muertes y contagios.

 ¿Qué aprendimos en estos cien años?

Aunque parezca irónico, la esperanza de vida aumentó y aquí podemos hacer una comparación con nuestro presente: para ese entonces muchas personas que ya padecían enfermedades como la tuberculosis, eran más propensas a contraer la enfermedad y morir; en cambio, la población más sana pudo sobrevivir; en la actualidad está sucediendo algo similar, personas con hipertensión, diabetes y otras enfermedades son las más vulnerables ante el virus.

En el año de 1918, los jóvenes de 20 a 40 años fueron las personas más vulnerables, mientras que hoy día la población más vulnerable son las personas de la 3ra edad; sin embargo, gracias a esa pandemia hoy hay una mejor red de bienestar social, en muchas partes del mundo.

Las mujeres embarazadas también se incluían en el grupo de alto riesgo, debido a que, para combatir el virus eran más propensas a abortar; claro que algunos bebés sobrevivieron y ahora este efecto es conocido como programación fetal, siendo más propensos, por ejemplo, a los ataques cardíacos.

Otro factor que tenía en contra la población en aquel entonces es que el primer antibiótico se descubrió hasta 1928 y la primera vacuna estuvo disponible 12 años después. Reflejándose con mayor claridad la afectación en los países más pobres; por ejemplo, en Estados Unidos se estima que murieron alrededor de 550 mil personas, mientras que en países como la India fallecieron cerca de 17 millones de personas.

A raíz de que los hombres eran más propensos a enfermar, otro cambio radical se formó, dando como resultado mayor equidad de género; hoy podríamos compararlo con el cambio de algunos trabajos que continúan sus actividades a distancia.

Como se mencionó anteriormente, el sistema de salud de todos los países ha mejorado, sin embargo, aún queda mucho por hacer en los países en vías de desarrollo, si a esto le sumamos la poca información que reciben (y recibían) los sectores más pobres de la población, aumentaban las probabilidades de letalidad del virus.

Gracias a la gran lección que dejó la gripe española a la humanidad, se han podido implementar políticas de salud que hasta el día de hoy, aún son efectivas para combatir ciertas epidemias. Por ejemplo, las acciones para evitar aglomeraciones de gente; así como aislar a los enfermos.

La historia se repite, muchas de las restricciones que hoy tiene la población, también se tenían en 1918:

  • Prohibir la entrada a los cementerios.
  • Bares, cafés y restaurantes cerrados después de 11:00 pm.
  • Desinfección obligatoria en las iglesias.
  • Centros educativos cerrados por decreto (públicos y privados).
  • Filtros en los puertos y algunas fronteras entre países para aislar inmediatamente a los viajeros enfermos.

Muchos ciudadanos no estaban conformes con las restricciones o medidas que los gobiernos implementaban para combatir la pandemia, provocando varias manifestaciones para reclamar lo que para ellos era injusto. Cabe destacar que la mayoría de estas manifestaciones sucedían principalmente en países que no se encontraban en guerra, ya que había otras prioridades para aquellos que sí lo estaban.

Esto no quiere decir que las manifestaciones de hoy en día tengan una correlación directa con las acciones que están implementando los gobiernos para combatir la enfermedad, pero sí que es una reacción natural en las sociedades cuando se encuentran en un estado de crisis.

Siempre es interesante profundizar en los pasajes de la historia, de algún modo nos da lecciones para nuestro presente y nos prepara para nuestro futuro, sólo basta con mirar nuestra vida en retrospectiva y nos daremos cuenta de cuánto hemos cambiado y cuáles son los errores que seguiremos repitiendo.

Es muy probable que el COVID-19 se convierta en una gripe estacionaria como pasó con la gripe española, dejando grandes lecciones para las próximas generaciones.

 

Referencias

Whiting, K. (2020). Cómo la gripe española cambió el mundo. World Economic Forum. Recuperado de https://es.weforum.org/agenda/2020/05/una-periodista-cientifico-explica-como-la-gripe-espanola-cambio-el-mundo/

Duarte, F. (2020). Cómo cambió el mundo hace cien años con la gripe española, la peor pandemia del siglo XX. BBC. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-52473180

Carbonetti, A; Dolores, M; Herrero, M. (2014). Políticas de salud frente a la gripe española y respuestas sociales. Una aproximación a los casos de Buenos Aires, Córdoba y Salta a través de la prensa (1918-1919). CONICET. Recuperado de https://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/36865

3+

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.