La Última Batalla Contra el COVID-19 y sus Daños Colaterales

La Última Batalla Contra el COVID-19 y sus Daños Colaterales

La guerra contra el COVID-19 dejará una enorme huella en la historia, no solo por el número de bajas, también por el impacto económico. Mientras en la línea de fuego, batallones formados por médicos, enfermeras y otros especialistas hacen su mayor esfuerzo para ganar, también ha sido necesario implementar estrategias que tienen que ver con la ciudadanía, como el confinamiento, que tendrá daños colaterales significativos como la reducción de la producción y el consumo.

Por lo anterior, se prevé en América Latina una desaceleración económica del 3% a 4%, según datos del PNUD. Pues se estima que la crisis afectará aspectos como: la generación de ingresos, las condiciones de trabajo, el acceso a servicios públicos;  a las micro y pequeñas empresas, entre otros (Ocampo, 2020).

Sin embargo, lo más importante en este momento es actuar rápido, las acciones que han implementado diversos países tienen la intención de mitigar las afectaciones al corto y mediano plazo. Pero, ¿qué tan buenas son estas medidas?

Los últimos meses nos han permitido observar e, incluso, comparar las acciones que han realizado los gobiernos de distintos países; las cuales, van desde el distanciamiento físico, confinamiento de la población (de forma voluntaria o a través de toque de queda), hasta el cierre de fronteras. Es necesario recalcar que su efectividad depende del compromiso de la población y no solo de los métodos de vigilancia policial y las sanciones. Desde el inicio de la pandemia al día de hoy, se ha recolectado información que permite observar con mayor claridad la efectividad de dichas acciones.

De forma general, la mejor medida  de mitigación ha sido el confinamiento, no obstante, los resultados varían en cada país en función de su nivel de desarrollo económico. Así, países latinoamericanos como Ecuador han tenido resultados catastróficos.

Esto se puede explicar debido a que existen otras variables como el presupuesto destinado a las estrategias, la densidad de la población, el compromiso por parte de la ciudadanía, etc. Los gobiernos con economías más fuertes han tenido la capacidad para poder apoyar a las empresas y a la población en general, provocando un mejor acatamiento de las medidas de contención.

Uno de los grandes errores que se puede cometer durante el proceso, es pensar que acciones como: suspender pagos de impuestos y servicios públicos, así como el retiro de ahorros; solucionarán el problema sin dejar secuelas. A corto plazo todo podría parecer simple y viable, pero a mediano o largo podrían poner en riesgo la economía de los países.

Para garantizar la estabilidad financiera se deben plantear objetivos reales donde se estipulen las prioridades y el orden de estas; la transparencia y la confianza durante el proceso será vital para que gobiernos y ciudadanos puedan asumir su responsabilidad.

Dichas acciones permitirán rendir cuentas e incorporar acciones coordinadas con el sector privado, así como la búsqueda de socios internacionales que tengan una buena reputación y que actúen como aliados y no como
“secuestradores” de decisiones.

México, al igual que todos los países latinoamericanos, está destinado a enfrentar retos complejos como la caída del empleo y la reducción del consumo. Para poder hacerles frente es fundamental cuidar el empleo formal e, incluso, el informal. Las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyME) se volverán fundamentales para ganar de manera definitiva la última batalla contra el COVID-19.

Referencias

Ocampo, J. A. (mayo de 2020). La cooperación financiera internacional frente a la crisis económica latinoamericana. Obtenido de United Nations Development Program:
https://www.undp.org/content/dam/rblac/Policy%20Papers%20COVID%2019/finaldocuments/UNDP-RBLAC-CD19-PDS-Number7-ES-Ocampo.pdf

2+

Comentarios

Liz Pérez Camacho

Sobre el autor

Egresada de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Tiene 10 años de experiencia realizando planeación y ejecución de proyectos editoriales y de capacitación a nivel internacional y en México, entre ellos, destaca su labor como coordinadora de capacitaciones en IEXE Universidad para el Banco Interamericano de Desarrollo. Actualmente es Directora de IEXE Editorial.  

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.