¿Qué es el realismo capitalista? o ¿por qué los punks perdieron la esperanza?

¿Qué es el realismo capitalista? o ¿por qué los punks perdieron la esperanza?

 

Es más fácil suponer el fin del mundo que el fin del capitalismo

Frederic Jameson

 

“There is no alternative” es la expresión por la que quizá, más de uno, recuerde a Margaret Thatcher. En su momento, la frase hacía alusión a la contundencia con la que se manejaba la llamada Dama de Hierro respecto a temas bélicos, políticos y económicos; sin embargo más recientemente fue el pretexto que Mark Fisher utilizó para darle nombre a su obra más exitosa, Realismo Capitalista: ¿No hay alternativa? (2017), libro que hoy toca comentar.

En palabras del propio Fisher, “es más fácil identificar al realismo capitalista que de definirlo”, pero se puede resumir en la creencia de que no hay una alternativa al capitalismo, una aceptación fatalista de que cualquier otro sistema económico y social es inviable o impensable.

Pero, ¿cómo es posible llegar a tal conclusión? Fisher comienza explicando que la diferencia fundamental entre el neoliberalismo y el capitalismo realista es que este último no es utópico y ha tenido éxito en que las personas acepten su carácter imperfecto; naturalizando circunstancias como la guerra o la pobreza, lo que hace pensar que, sin importar sus males, el capitalismo es el único sistema económico viable y compatible con la naturaleza humana.

Sin embargo, para entender mejor cómo se articula el capitalismo realista conviene poner algunos ejemplos:

Imagina que eres un estudiante de licenciatura o posgrado, pasas largas jornadas estudiando y preparándote para llegar a ser eso que siempre soñaste. Es complicado pero no te detienes porque amas y disfrutas tu carrera, ¿cierto? Para Fischer este es un síntoma del capitalismo realista, que provoca lo que él llama “hedonía depresiva” que es básicamente la incapacidad de hacer cosas que no estén destinadas a producir placer, porque para la sociedad de consumo lo primero es el placer estético. Volviendo al ejemplo, el sólo hecho de imaginarnos haciendo algo que no disfrutamos, nos produce ansiedad y estrés.

Sigamos pues con el ejercicio de imaginación. Haz concluido tu formación profesional y consigues un empleo, es ahí donde te encuentras con otro de los medios de control del capitalismo realista, la postergación indefinida, pues el trabajo se perpetúa al infinito, es decir, este no termina nunca y más aún, no quieres que termine, pues ahora requieres de dinero para consumir, lo que te vuelve adicto al capital.

Paradójicamente, mientras el trabajo se vuelve perpetuo, tú como trabajador te vuelves casual y temporal. Ahora tu vida laboral es una sucesión de empleos a corto plazo que te hacen imposible planificar un futuro. Porque el capital realista “ya no recluta personas, sino que compra paquetes de tiempo, separados de su portador ocasional e intercambiable”.  (Berardi en Fisher, 2019)

Esto se ha agudizado desde hace poco más de una década, pues con la llegada de las nuevas tecnologías se ha acabado con la idea de espacio de trabajo. Ahora eres un trabajador hiperconectado que en todo momento tiene la posibilidad de recibir o enviar correos electrónicos, llamadas o mensajes de texto. Esto ha terminado por desdibujar los límites de tiempo de trabajo, lo que a su vez causa que no haya volumen de trabajo suficientemente grande porque siempre se puede hacer más.

Es así como tu incapacidad por realizar tareas que no te produzcan placer y la imposibilidad de dejar de trabajar para consumir, termina por provocarte: ansiedad, frustración y depresión, pero tranquilo porque el capitalismo realista también te ofrece soluciones. Por un lado la industria farmacéutica se encargará de atribuirle tu malestar a razones puramente biológicas y, por el otro, el propio capitalismo te proveerá de una ideología de apoyo, el voluntarismo mágico; compuesto por productos de autoayuda que promueven la búsqueda de la felicidad basada en el deseo y la voluntad, lo que termina por convencerte de que, si no has tenido éxito, es simplemente porque no has hecho ni deseado lo suficiente para lograrlo. Al final, el capitalismo realista te ha convencido de que tu progreso sólo depende de ti, de tu esfuerzo individual y privado, librando al propio capitalismo realista de cualquier responsabilidad.

Es así, como la precarización laboral, la intensificación de la cultura de consumo, la globalización, entre otros elementos, son los medios que sostienen al capitalismo realista.

Siempre polémico, Mark Fisher, mejor conocido como K-punk, falleció en enero de 2017; no sin antes dejarnos varias obras amenas e inteligentes; plagadas de referencias a la cultura pop y con una visión crítica y aguda del mundo contemporáneo.

Para concluir, cabe especular que los punks perdieron la esperanza no por apatía, sino por impotencia, pues nada de lo que se haga generará un cambio en la realidad; poniendo en entre dicho la generación de cualquier alternativa.

Referencias

Aguirre, P. (2016). La única manera de tomar el control consiste en una democratización de la política y el trabajo. Junio 14, 2020, de Academia.edu Sitio web: https://www.academia.edu/30824992/Entrevista_Mark_Fisher_sobre_Realismo_Capitalista.pdf

Álvarez, C. (2018). Realismo Capitalista. Junio 14, 2020, de: https://www.youtube.com/watch?v=-W3YysKsEKc&t=53s

Barattini, M. (2009). El trabajo precario en la era de la globalización. Junio 14, 2020, de Polis Revista Latinoamericana Sitio web: https://journals.openedition.org/polis/1071

Fisher, M. (2017). Realismo Capitalista: ¿No hay alternativa? Buenos Aires: Caja Negra.

Foguet, C. (2013). El peor legado de Margaret Thatcher. Junio 14, 2020, de El Diario Sitio web: https://www.eldiario.es/agendapublica/blog/peor-legado-Margaret-Thatcher_6_121147897.html

1+

Comentarios

Liz Pérez Camacho

Sobre la autora

Comunicóloga con 10 años de experiencia en el campo editorial y en procesos de capacitación en proyectos nacionales e internacionales de IEXE Universidad, directora de IEXE Editorial y fotógrafa de a pie.

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.