Snowpiercer. Dos estilos de liderazgo en época de crisis

Snowpiercer. Dos estilos de liderazgo en época de crisis

El mundo, tal como lo recordábamos, se acabó. La naturaleza está destruida, las personas están llenas de incertidumbre y ahora, lo que queda de la humanidad, sobrevive hacinada y confinada rodeada de tecnología que le permite sobrevivir, pero no salir.

No se confundan, hablamos de Snowpiercer (2013) cinta dirigida por Bong Joon-ho, reconocido por haber creado Parásitos (2019), película célebre por retratar de manera magistral los contrastes y contradicciones de las clases sociales. Sin embargo, el director surcoreano tiene ya historia realizando largometrajes inteligentes que permiten múltiples lecturas. Tal es el caso de Snowpiercer, película que en su momento no tuvo el alcance mediático que merecía pero que recientemente ha recibido reflectores, gracias a una precuela en formato de serie que actualmente transmite Netflix.

Snowpierce nos cuenta la historia de un futuro donde el calentamiento global se ha vuelto insostenible. En un intento desesperado por bajar las temperaturas, los gobiernos del mundo llevan a cabo un experimento que sale terriblemente mal, congelando el planeta y acabando con casi toda la vida. Un excéntrico millonario, el enigmático señor Wilford, tiene la suficiente visión para prever este desastre y mucho antes de que esto ocurriera, él ya estaba listo. Wilford ha construido un enorme tren que ahora viaja alrededor del mundo protegiendo del frío a los pocos sobrevivientes de la raza humana que pudieron pagar el boleto para abordar el Snowpiercer, nombre de la increíble máquina.

Sin embargo, un centenar de polizones de clase baja logra subirse por la fuerza a la locomotora, lo que provoca la creación de un sistema de clases dividida principalmente en dos, los privilegiados que lo tienen todo a bordo del tren y los desprovistos, que viven en el último vagón de la máquina y carecen de todo.

 

La figura del líder en Snowpiercer

Para la cinta, es en este contexto que nacen las figuras de los líderes en época de crisis. Wilford (Ed Harris) es el líder de aquellos que pagaron el pasaje del tren, quienes ven en él a una figura casi mesiánica. Por otro lado se encuentra Curtis Everett (Chris Evans), un pasajero más del último vagón, a quien sus compañeros animan para asumir el papel de líder y es percibido como la última esperanza.

La película desarrolla la pugna entre estas dos figuras contrastantes. Mientras que Wilford intenta mantener los privilegios propios y de algunos pasajeros a través del control, el orden y la represión; Curtis Everett busca una repartición más equitativa de los bienes y servicios, pero su principal motivación es el rencor hacia aquellos que ahora lo tienen todo.

En su discurso “Política como vocación” (1919), Max Weber se plantea dos preguntas: ¿por qué y bajo qué circunstancias las personas se someten?, y ¿en qué justificación legal intrínseca y de qué medios externos depende la dominación? En su búsqueda por respuestas, Weber define tres tipos de liderazgo: el carismático, el tradicional y el racional legal. Sin embargo, en Snowpierce solo podemos encontrar dos de los tres tipos de líderes de Weber, aderezados con otras dos concepciones más sencillas de la forma en como los líderes administran a sus equipos, de manera horizontal o vertical.

 

¿Qué es el liderazgo tradicional y vertical?

Wilford es el perfecto ejemplo del líder tradicional, cuyo estilo de mando sigue una lógica vertical. Él ejerce el control desde arriba, en la punta del tren. Cualquier medio para mantenerse en esa posición es legítimo y percibe a todo y a todos como bienes desechables con un fin meramente utilitario.

Considerado como el líder supremo del Snowpiercer, Wilford es visto casi como una deidad. Para él, la crisis es la ventana de oportunidad para llegar a la cima. Es un controlador exacerbado de todos los procesos que ocurren en el tren y desde su visión las cosas deben guardar un orden y un equilibrio perfecto, pues esta es la única forma de evitar que el caos lo devore todo.

De este modo, Wilford representa a todos los líderes, tanto del ámbito público, cómo privado, que ante contextos adversos deciden tomar totalmente las riendas de las organizaciones, pues mientras haya crisis, ellos mantendrán su posición.

 

¿Qué es el liderazgo carismático y horizontal?

Al otro lado del espectro se encuentra Curtis Everett, cuyo liderazgo está basado en el carisma y en sus dones extraordinarios. Las personas creen en Curtis y por lo tanto lo siguen. Él es cercano a la gente, se mezcla con todos los miembros de su equipo y los hace partícipes de las decisiones. Sin embargo, para Curtis la crisis no representa una oportunidad, sino una circunstancia imponderable que hay que soportar, padecer y, eventualmente, aceptar.

Curtis representa a todos los líderes abiertos e incluyentes, que quizá no sean técnicamente muy dotados, pero que subsanan sus falencias con un equipo capaz y entregado.

El actual contexto mundial nos coloca ante la posibilidad del surgimiento de líderes similares a Wilford o Curtis, sin embargo, no hay que olvidar que el mejor líder es aquel que obedece al cargo que se le ha encomendado, y no asume un cargo para ser obedecido.

Como dijimos, Snowpierce permite muchas lecturas. Por ejemplo, desde las políticas públicas se pueden analizar los distintos problemas públicos que enfrentan los pasajeros del tren, como la escasez de alimentos, la impartición de servicios públicos o, incluso, las acciones llevadas a cabo para mantener la seguridad pública; pero este será tema para otra ocasión.

Si aún no han visto la cinta, este es el momento para hacerlo. Lo expuesto aquí no revela ningún giro de tuerca ni tampoco estropea la experiencia, pues además de permitir este tipo de interpretaciones, Snowpierce es una película llena de acción, drama y personajes memorables.

Referencias

Masterson, K. (Guión), Joon-ho, B. (Director). (2013). Snowpiercer [Película]. Seúl: Moho Films.

Weber, M. (2015). Politics as vocation. Junio 3, 2020, de Academia.edu Sitio web: https://www.academia.edu/26954620/Politics_as_Vocation.pdf

0

Comentarios

Mario Medecigo Castillo

Sobre el autor

Ingeniero en Desarrollo e Innovación, asesor de imagen digital en diversas instituciones privadas. Tiene experiencia como coordinador de Comunicación Social en campañas políticas. Le encantan los perros y posee una capacidad especial para adiestrarlos.

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.