Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS): Instituciones de Crédito Olvidadas

Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS): Instituciones de Crédito Olvidadas

Solemos pensar que los bancos son las únicas instituciones donde se pueden efectuar operaciones como: guardar dinero, obtener un crédito, realizar pagos por servicios o tramitar alguna tarjeta de crédito o débito. Lo cierto es que, además de estos, existen organizaciones que brindan este servicio: las Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS) son unas de ellas.

El 4 de junio de 2001 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Ahorro y Crédito Popular, cuyo objeto es proteger los depósitos de los ahorradores y promover el desarrollo a través del establecimiento de facultades de autorización, supervisión, regulación y sanción de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores[1] (CNBV, 2014). De conformidad con los últimos datos publicados por aquella institución en el marco de la pandemia, este sector estaba conformado por 39 entidades en operación (Gutiérrez, 2020).

¿Qué es una sociedad financiera popular?

Son entidades del sector micro financiero, “constituidas como Sociedades Anónimas de Capital Variable, operan mediante autorización otorgada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de conformidad al artículo 9 de la ley de ahorro y crédito popular” (CNBV, 2014),  el cual establece lo siguiente:

Para obtener la autorización de la Comisión para operar como Sociedad Financiera Popular, las solicitudes deberán presentarse ante una Federación, quien elaborará un dictamen respecto de la procedencia de la solicitud […]

Las Federaciones, contarán con un plazo de noventa días naturales para elaborar su dictamen y la Comisión contará con un plazo de ciento veinte días naturales para emitir resolución respecto de las solicitudes de autorización que le hayan sido presentadas. Dichos plazos comenzarán a contar, respectivamente, a partir de la fecha en que sean presentadas las solicitudes a las Federaciones, y recibidas éstas por la Comisión con toda la información y documentación.

 

En su carácter de sociedades anónimas deberán de cumplir con la Ley General de Sociedades Mercantiles, pues son empresas privadas y su capital se integra con las aportaciones que hacen sus accionistas (CNBV, 2014).

Supervisión y revisión

 Este tipo de sociedades estarán sujetas a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la que tendrá todas las facultades en materia de inspección y vigilancia, podrán ser ejercidas por la comisión y de manera auxiliar por las Federaciones, las cuales constituyen exclusivamente por la agrupación voluntaria de las SOFIPO[2] (Gobierno de México, 2016).

Las Federaciones son instituciones de interés público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, podrán adoptar cualquier naturaleza jurídica, siempre que no tenga fines lucrativos[3] (Gobierno de México, 2016).

Requisitos para su constitución

Para poder constituirse como SOFIPO se requiere reunir los requisitos siguientes:

I. Escrito libre dirigido a la CNVB, se presentará en duplicado; deberá de manifestar los propósitos que motivan el interés de los promoventes para la constitución de una sociedad financiera popular, las razones que lo justifican y los objetivos de mercado que persiguen.

II. Documentación que se integra a la solicitud de autorización[4]:

    • Objeto de la sociedad
    • Razón social
    • Aportaciones al capital social y participación accionaria
    • Domicilio de la sociedad
    • Capital fijo y variable
    • Nombramiento de los administradores
    • Política para la distribución de las utilidades
    • Relación de los accionistas que integraran el capital social de la sociedad, su comprobación de la procedencia licita del capital
    • Relación y documentación de los accionistas que tengan el control administrativo de la sociedad
    • Información de los miembros del consejo de administración, comité de vigilancia y otros órganos de gobierno(CNBV, 2013)

III. Programa general de operación, es el documento que describe de forma detallada el modelo concreto de acción para alcanzar el objetivo definido en la estrategia de negocio, a través del cual, la CNBV evalúa si la SOFIPO podrá cumplir adecuadamente con el objeto establecido en sus estatutos sociales y con los requisitos necesarios para llevar a cabo las operaciones que pretende realizar y contendrá (CNBV, 2017), según lo especificado en los fragmentos III al VIII del artículo 10 de la Ley de Ahorro y Crédito Popular(Cámara de Diputados, 2014):

  1. Las operaciones a realizar de conformidad con el Artículo 36 de esta Ley;
  2. Las medidas de seguridad para preservar la integridad de la información;
  3. Los programas de captación de recursos y de otorgamiento de créditos en los que se refleje la diversificación de operaciones pasivas y activas de conformidad con la normativa aplicable, así como los segmentos del mercado que se atenderán preferentemente;
  4. Las previsiones de cobertura geográfica, en las que se señalen las regiones y plazas en las que se pretenda operar;
  5. El estudio de viabilidad financiera y organizacional de la Sociedad;
  6. Las bases para aplicar utilidades, en la inteligencia de que las sociedades a las que se autorice para organizarse y operar como Sociedades Financieras Populares no podrán repartir dividendos durante sus tres primeros ejercicios sociales y que, en ese mismo periodo, deberán aplicar sus utilidades netas a reservas de capital, y
  7. Las bases relativas a su organización, administración y control interno;

 

IV. Relación de los probables consejeros, comisario e integrantes del comité de auditoría, director o gerente general y principales directivos de la Sociedad, acompañada de la información que acredite que cuentan con honorabilidad e historial crediticio y de negocios satisfactorio, así como con la demás información que acredite que dichas personas cumplen con los requisitos que esta Ley establece para dichos cargos;

 

V. La indicación del capital mínimo, el cual se determinará de conformidad con lo dispuesto por las disposiciones de carácter general a que se refiere la fracción I del Artículo 116 de la ley de ahorro y crédito popular, así como la propuesta de Nivel de Operaciones que le asignará la Comisión;

 

VI. La documentación que acredite la solvencia económica de la Sociedad, debiendo comprobar su capacidad para cumplir con la regulación prudencial que le corresponda, tratándose de personas morales que pretendan transformarse en Sociedades Financieras Populares;

 

VII.  El proyecto de contrato de afiliación o de supervisión auxiliar que, en su caso, celebrará la Sociedad con una Federación, incluyendo la aceptación por parte de esta última para celebrarlo, y

 

VIII. La demás documentación e información que a juicio de la Federación o la Comisión se requiera para tal efecto, así como la que, en su caso, establezca dicha Comisión mediante disposiciones de carácter general (Cámara de Diputados, 2014).

Servicios que ofrecen[5]

Las sociedades financieras populares proporcionan de manera general los mismos servicios que una institución bancaria tradicional destacándose los siguientes:

  • Expedir y operar tarjetas de créditos, de débitos y recargables
  • Otorgar préstamos o créditos a sus clientes
  • Acceso a servicios financieros para personas de bajos ingresos
  • Recibir depósitos de dinero, emitir órdenes de pago y transferencias
  • Realizar operaciones de arrendamiento y factoraje financiero
  • Recibir pagos de servicios por cuenta de terceros
  • Distribuir seguros, fianzas, así como recursos de programas gubernamentales
  • Realizar la compra-venta de divisas en ventanilla por cuenta de terceros o propia (CONDUSEF, 2018, p. 36).

Niveles de Operación[6]

Como se mencionó anteriormente este tipo de instituciones tiene una oferta similar a los bancos con respecto a sus productos y servicios, sin embargo, existen diferencias en cuanto a su operación.

Hay 4 niveles que son determinados por el tamaño de los activos totales, conforme lo siguiente:

  • Iguales o inferiores a 15 millones de UDIS, nivel I
    • Superiores a 15 millones de UDIS e iguales o inferiores a 50 millones, nivel II;
    • Superiores a 50 millones de UDIS e iguales o inferiores a 280 millones, nivel III;
    • Superiores a 280 millones de UDIS, nivel IV (Gobierno de México, 2016, p.4).

Antes de poder realizar operaciones con estas instituciones es importante verificar si se encuentra debidamente autorizada, así mismo se deberá de consultar el Buró de Entidades Financieras con el objeto de conocer el comportamiento del número de reclamaciones y los productos que ofrecen.

Notas

[1] Órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con facultades en materia de autorización, regulación, supervisión y sanción sobre los diversos sectores y entidades que integran el sistema financiero en México, así como sobre aquellas personas físicas y morales que realicen actividades previstas en las leyes relativas al sistema financiero. La Comisión se rige por la Ley de la CNBV (CNBV, s.f.).

[2] Artículo 47, Ley de Ahorro y Crédito Popular.

[3] Artículo 50, Ley de Ahorro y Crédito Popular.

[4] El siguiente listado se obtuvo de (CNBV, 2013).

[5] El siguiente apartado se hizo con información de (CONDUSEF, 2018).

[6] El siguiente apartado se hizo con información de (Gobierno de México, 2016).

Referencias

Cámara de Diputados. (10 de enero de 2014). Ley de Ahorro y Crédito Popular. Obtenido de Diario Oficial de la Federación: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/17.pdf

CNBV. (s.f.). ¿Qué hacemos? Obtenido de Comisión Nacional Bancaria y de Valores: https://www.gob.mx/cnbv/que-hacemos

CNBV. (25 de octubre de 2013). Sociedades Financieras Populares. Obtenido de CNBV: https://www.cnbv.gob.mx/SECTORES-SUPERVISADOS/SECTOR-POPULAR/Proceso-de-Autorizaci%C3%B3n/Paginas/Sociedades-Financieras-Populares.aspx

CNBV. (3 de septiembre de 2014). Sociedades Financieras Populares y Sociedades Financieras Comunitarias. Obtenido de Comisión Nacional Bancaria y de Valores: https://www.cnbv.gob.mx/SECTORES-SUPERVISADOS/SECTOR-POPULAR/Descripci%C3%B3n-del-sector/Paginas/Sociedades-Financieras-Populares.aspx

CNBV. (marzo de 2017). Guía para la solicitud de autorización para la organización y funcionamiento de sociedades financiera populares. Obtenido de Secretaría de Hacienda y Crédito Público: https://www.cnbv.gob.mx/SECTORES-SUPERVISADOS/SECTOR-POPULAR/Documents/Guia_solicitud_autorizacion_Sofipo.pdf

CONDUSEF. (2018). Conoce las SOFIPOS: Todo lo que debes saber de estas instituciones. Proteje tu dinero, 36. Obtenido de https://www.condusef.gob.mx/Revista/PDF-s/2018/219/sofipos.pdf

Gobierno de México. (8 de agosto de 2016). Preguntas Frecuentes Sofipo y Sofinco. Obtenido de Gobierno de México: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/122076/Preguntas_Frecuentes_Sofipo_y_Sofinco.pdf

Gutiérrez, F. (22 de abril de 2020). CNBV da aval a sofipos para realizar operaciones remotas. El Economista. Obtenido de https://www.eleconomista.com.mx/sectorfinanciero/CNBV-da-aval-a-sofipos-para-realizar-operaciones-remotas-20200422-0126.html

 

0

Comentarios

Wilfredo Fabián García

Sobre el autor

Contador y maestro en Impuestos. Autor de Plataformas Digitales: su regulación fiscal y socio-fundador de WF Consultoría. Articulista en diversas revistas fiscales nacionales y un melómano de la música en inglés de los 80.

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.