Strike Uno: Petróleo, Strike Dos: Remesas, Strike Tres: Turismo. La Economía Mexicana en Crisis en el Marco de la Pandemia

Strike Uno: Petróleo, Strike Dos: Remesas, Strike Tres: Turismo. La Economía Mexicana en Crisis en el Marco de la Pandemia

Los primeros meses del año 2020 han estado enmarcados por la aparición de una contingencia de salud internacional debido a la pandemia del llamado COVID-19, un virus que, hasta el 1 de mayo del mismo año, había causado más de 200 000 muertes y más de 3 millones de contagios. Tan solo en México se contaban 20 753 casos y casi 2 000 defunciones (WHO, 2020).

Todo el mundo ha experimentado las consecuencias de este fenómeno epidemiológico y la mayoría de los países han implementado medidas de restricción a la movilidad de las personas para detener los contagios. El escenario es cuasi apocalíptico por las características de la contingencia y por diversas imágenes que nos llegan de sistemas sanitarios y funerarios colapsados. Pero en realidad, los expertos señalan que los principales estragos de la pandemia vendrán pronto, irónicamente cuando regresemos a la normalidad, esto a través de los efectos en la economía global.

Para un país como México, detener la economía ha sido una labor complicada pues esta depende en gran parte del traslado continuo de las personas, además de que, no puede ofrecer las garantías necesarias para mantener el bienestar de las mismas si estas dejan de trabajar durante unos cuantos meses. Lo anterior no hace más que generar incertidumbre sobre el futuro.

La economía mexicana se centra en tres sectores principales: el petróleo con 834 026 millones de pesos anuales (SHCP, 2019), el turismo con 24 800 millones de dólares (SE, 2019) y las remesas que ascienden a 28 452 millones (UNAM, 2018). Paradójicamente, durante estos meses estos tres sectores han sido los más afectados por la pandemia. Revisemos este fenómeno:

Strike uno: la caída en los precios del petróleo

La contingencia no solo desestabilizó los sistemas sanitarios, sino también las finanzas y economía internacional. En plena pandemia se registraron caídas abruptas en los precios del petróleo debido a la sobreoferta del crudo y la disminución en la demanda de los consumidores, provocada por la inmovilización del transporte y otras actividades económicas.

En México el precio de la gasolina disminuyó un 30%, pero por más positivo que esto parezca los resultados son contraproducentes, ya que la venta del crudo mexicano es uno de los principales ingresos del país. Debido a la obsolescencia y rezago tecnológico que impide que el petróleo sea refinado y convertido en combustible en la nación, la dependencia a su comercialización  se hace evidente.

La ecuación es sencilla, si el petróleo mexicano no encuentra compradores o precios rentables y no se tienen los medios adecuados ni para su almacenamiento ni para su refinación, las pérdidas serán cuantiosas, lo que afectará directamente a la estabilidad de la economía nacional.

Strike dos: la disminución en la recepción de remesas

Los ingresos de un gran número de familias en México dependen del dinero que envían los migrantes que radican en el exterior, principalmente de los más de 30 millones de mexicanos que se encuentran en Estados Unidos. Sin embargo, los ingresos de los migrantes están supeditados a las fluctuaciones y medidas que implemente el gobierno del vecino del norte.

A finales de marzo, Estados Unidos se había convertido en el nuevo epicentro de la pandemia a nivel global, por lo que el presidente Donald Trump instó a un estado de emergencia como medida para frenar el avance del virus. Esto provocó el cierre temporal de negocios en todo el país, lo que afectó la oferta de empleo para los migrantes, quienes se encuentran en un particular estado de vulnerabilidad al no contar con la protección social de dicha nación a causa de su condición migratoria irregular.

Esto, aunado a las restricciones a la movilidad, ha complicado el envío regular de remesas desde Estados Unidos a nuestro país, lo cual impacta negativamente la economía de las familias y, con ello, a las economías locales al reducir el circulante, generando un ciclo que se traduce en menos ingresos, menor capacidad de compra, desempleo y vulnerabilidad.

Strike tres: la crisis del sector turístico

Como ya se dijo, para detener la pandemia los gobiernos del mundo han aplicado restricciones de movilidad interna y externa, por lo que el turismo global literalmente se ha detenido afectando a millones de empresas, negocios y personas dedicadas a este sector.

Desde marzo de 2020, la mayor parte de las aerolíneas en el mundo han detenido sus operaciones y se han sumergido en un periodo de desestabilización y colapso por el paro en la movilidad.

Para México, el turismo tanto nacional como extranjero representa una de las tres fuentes de ingresos principales, pero para algunas zonas del sureste y noroeste del país, la dependencia a la actividad turística es mayor. De esta forma, sin la posibilidad de recibir turistas, miles de hoteles, restaurantes, agencias de viaje y otros negocios del sector han dejado de operar, poniendo en riesgo no solo su supervivencia, sino también, las fuentes de empleo que estos generaban.

Ante este escenario, existen elementos suficientes para tener una fundada incertidumbre sobre el futuro de nuestra economía, lo cierto es que hay un factor más en contra: el tiempo. Entre más prolongada sea esta contingencia más nos costará recuperar el estado previo de nuestra (de por sí) frágil economía. Sin embargo, es un hecho también que estas circunstancias exigen cambios en el enfoque de atención de los problemas públicos y nos conducirán a un punto en el que podremos reevaluar nuestras prioridades y poner más atención a los sectores que mueven nuestra economía, a las pequeñas y medianas empresas y; sobre todo, a las personas que trabajan día con día, fuera y dentro de nuestro país, para evitar perder este juego, aun con los tres strikes en contra.

3+

Comentarios

Juan Carlos Varillas

Sobre el autor

Doctor en Estudios Latinoamericanos, experto y consultor nacional e internacional en temas de desarrollo social, políticas públicas y seguridad alimentaria. Emprendedor, viajero, luchador social y fundador de la agencia Be&Go

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.