Supervivencia digital

23.09.2020

Autor
Alexis Fersz

Experto en políticas públicas, gobernanza y participación ciudadana. Docente de licenciatura, maestría y doctorado en IEXE Universidad.

La pandemia del Covid-19 ha generado, entre muchas cosas, un avance en el desarrollo de las herramientas tecnológicas, y con ello, el uso constante de aplicaciones digitales en diversos ámbitos de la vida diaria.

Aplicaciones como Facebook, Twitter, Instagram, Tiktok, Whatsapp, Netflix, Prime Video, YouTube, Zoom, entre otros, han aumentado el número de usuarios a nivel mundial y han sido en donde el entretenimiento y el aprendizaje virtual se han colocado como opciones llamativas para un mundo en cuarentena.

Según el Digital 2020 Global Overview Report, hay más de 4.5 mil millones de personas utilizando el internet mientras que 3.8 mil millones de usuarios usan redes sociales. Comparado con 2019, es un incremento del 7% de personas que usan el internet y un 9.2% de usuarios que usan las redes sociales. Y mientras lees estás líneas la cifra sigue aumentando.

Esto no es inusual si tenemos en cuenta que el 92% de los usuarios de internet se conectan a través de dispositivos móviles y que un usuario promedio pasa aproximadamente tres horas diarias en redes sociales (Digital 2020 Global Overview Report). ¡Sólo en redes sociales!, sin contar las horas promedio de navegar en internet o del uso de otras aplicaciones como Netflix, Prime Video, Pinterest, Google, YouTube, entre otros.

De hecho las mismas redes sociales son utilizadas para fines laborales y la navegación por internet se utiliza para investigar o comprar algún producto. Aunque el contenido de entretenimiento sigue siendo el más llamativo, de gran impacto, y con un rápido crecimiento entre la población mundial.

Aplicaciones de entretenimiento como TikTok se han enfocado en tener un alcance entre los jóvenes y sus preferencias. Sin embargo, también ha sido un espacio donde varios usuarios lo utilizan para enseñar y aprender diversos idiomas (desde inglés, francés, entre otros, hasta el aprendizaje de lenguas como maya y quechua), técnicas deportivas, cocina y repostería, matemáticas, dibujo, finanzas e inversión, salud y bienestar, por mencionar algunos.

De esta forma el aprendizaje también se ha hecho presente en las aplicaciones digitales. TikTok sigue el mismo camino que los usuarios de YouTube y Periscope al generar contenido educativo y, a la vez, al pasar de la aplicación digital a las plataformas de educación virtual. Ejemplo, son aquellos usuarios que integran links electrónicos hacia una plataforma educativa que ellos mismos administran y generan contenido educativo para otros usuarios por un pago determinado. ¿Y tú qué esperas para enseñar?

Sin duda, es un reto para muchas universidades tradicionales que han tenido que dar un salto digital sin conocer la gran variedad de usuarios en la red mundial. No obstante, plataformas virtuales educativas como Coursera, Moodle, edX, entre otros, y centros de investigación como IEXE Universidad se han adaptado rápidamente para ofrecer una gran variedad de contenido educativo. Por ende, tenemos opciones de entretenimiento y, también, de educación de calidad.

Y es que las aplicaciones digitales se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana, tanto para entretener como para aprender. Las usamos de forma constante, incluso al dormir y al despertar lo primero que buscamos es el celular con una aplicación siempre a la mano.

Referencias

We Are Social & Hootsuite (2020). Digital 2020 Global Overview Report. Recuperado de https://bit.ly/3mMbVBl

IEXE Universidad (2020). Programas educativos online e investigación. Recuperado de https://www.iexe.edu.mx

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.