Te ven como D1OS, te despiden como un mortal, pero el fanatismo te convierte en religión

Autor
Mario Gibrann Medecigo Castillo

Especialista en el área de Ciencia de Datos e Inteligencia Aritificial. Actualmente se desempeña como analista y estratega en actividades de desarrollo e innovación y marketing con datos en IEXE Universidad.

ADVERTENCIA: el contenido de esta entrada de blog no es apta para fervientes apasionados del balón pie, especialmente del sudamericano y a continuación, se explica el porqué.

Sin duda alguna el 2020 nos ha sorprendido casi desde su inicio; en medio de una pandemia, diversas figuras públicas han dejado este mundo, por lo cual, sus respectivos fanáticos les han rendido homenajes muy conmovedores, pero definitivamente ninguno tan grande como el del protagonista de “La mano de Dios”.

Tan memorable que convocó a más de un millón de personas, dejando a un lado la sana distancia y el resto de las medidas de prevención contra la Covid-19. Pero eso no es todo lo que pasó a segundo plano; cabe destacar que, el fallecimiento del Barrilete cósmico fue el pasado 25 de noviembre, curiosamente el mismo día que se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Cuando una persona se convierte en fan de otra, todo puede suceder

 

“…los sentimientos nublan el juicio” (The Godfather, 1972)

A lo largo de la historia se han ido plasmando muchos ejemplos de las complicaciones que se pueden llegar a tener si sé es fanático de alguna religión, partido político o incluso, de algún equipo deportivo; todos tienen una adhesión incondicional a una causa, la cual puede no tener límites, al grado de poder llegar matar o morir por ella.

Según el neurólogo y máster en Neurociencias, Hugo Valderrama, la pasión es una muestra de la absolutización de una idea que desemboca en destructividad; otro tanto ocurre si se absolutiza la autoridad debido a que no podrán dejar de surgir dogmas e intolerancia.

A su vez, sostiene que no es una enfermedad, tiene tratamiento, pero es muy difícil que una persona con estas características pueda reprimirla, por el contrario, podría terminar siendo fanático de otra cosa.

El factor clave en esta ecuación es la dopamina; las neuronas que la manejan están estrechamente relacionadas con las emociones que se experimentan y se activan cuando el organismo obtiene placer a través de algunas acciones en particular.

Henry Jenkins, académico estadounidense de los medios de comunicación y autor del libro Textual Poachers, obra en la que menciona ciertos niveles de fanatismo dentro de algunas comunidades. Dichos niveles también podrían permear de forma general al comportamiento del resto de las comunidades. A continuación, se exponen los 5 niveles de actividad:

  1. En este nivel las personas se caracterizan por permitir la coexistencia paradójica de “proximidad emocional” y “distancia crítica”;
  2. Comienza con prácticas críticas e interpretativas creando un distanciamiento con la información recibida y extrapolando la información primaria.
  3. Activista consumidor: los fans comienzan a tener una sensación de derecho sobre los productos o información que los convocan, emprendiendo acciones diversas y reclamos hacia los que los producen.
  4. La producción de textos según determinadas tradiciones estéticas (la escritura de fan fiction, la creación de fan art, etc.; y
  5. La creación de comunidades sociales que el autor califica de “alternativas”: el “mundo de fin de semana”, “como algunos fans califican a sus actividades grupales según su corpus”, no es sentido como un escape sino más bien como un verdadero espacio de sociabilidad alternativo donde los valores imperantes son más humanos que los de la vida cotidiana.

Entonces, es posible que no todos los fanáticos estén dispuestos a matar o morir, ya que no todos están en el mismo nivel de fanatismo; sin embargo, podrían estar generando acciones que aparentemente no dañan a nadie, al menos no tan grave.

Tal es el caso del astro argentino quien desde sus inicios demostró un alto nivel futbolístico, motivo por el cual, actualmente lo han colocado como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos; desafortunadamente, sus excesos coadyuvaron a generar la percepción de una figura polémica, con muchos tópicos negativos.

Sin embargo, una figura que aportó bastante (futbolísticamente hablando) a la industria del deporte más grande del mundo; la mayoría de los medios de comunicación, apalancados con los miles de fanáticos alrededor del planeta, han puesto sobre la mesa una pregunta central: ¿qué pesa más: su legado e historia forjados dentro de la cancha o sus acciones fuera de ella?

Y parece ser que se está inclinado más hacia su legado e historia dentro de la cancha. Un ejemplo claro es el de Paula Dapena, una jugadora de 24 años que decidió sentarse en el campo y dar la espalda durante el breve homenaje que se realizó al jugador; las críticas no pararon, argumentando que dicha acción es una falta de respeto y educación por parte de la jugadora; otro ejemplo es el de una actriz italiana quien tuvo que eliminar su comentario en su cuenta de Twitter debido a la cantidad de amenazas e insultos que ha recibido por parte los fanáticos.

Así se despide Maradona, un ejemplo más de lo complicado que puede ser el fanatismo convergiendo en el mundo digital, llegando incluso, a coartar la libertad de expresión.

Todo este trasfondo psicológico que, a través de sus manifestaciones más graves, pone a trabajar a los expertos de distintas áreas (psicología, ciencias políticas, marketing, sociología, etc.) para buscar una posible solución o en contexto más calculador, el aprovechamiento de este comportamiento para generar nuevas corrientes o comunidades.

Referencias

Borda, Libertad. (2015). Fanatismo y redes de reciprocidad. La trama de la comunicación. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/3239/323936839004.pdf

Federico, Javaloy. (1984). Introducción al estudio del fanatismo. EU, Publicacions | Edicions de la Universitat de Barcelona.

Martos, José Ángel. En la mente del fanático. Muy Interesante. Recuperado de https://www.muyinteresante.es/cultura/articulo/en-la-mente-del-fanatico-201464599524

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
¡te ayudamos!
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.