Ventanas de oportunidad de los sectores: educativo, financiero y de salud

Ventanas de oportunidad de los sectores: educativo, financiero y de salud

25.08.2020

Autor
Celia Faride García Díaz

Experta en Sistema de protección social (México), Microsimulación y turismo. Actualmente es coordinadora de maestrías en IEXE Universidad.

 

Había una vez, un mundo, donde nadie consideró la digitalización como una inversión, era una opción, algo lejano, algo que no era necesario, pues no iba a pasar hoy…

La crisis COVID-19 ha generado que, durante la recesión, muchas empresas hayan cerrado, esto, derivado de las medidas de distanciamiento social físico y el aislamiento, pues provocaron que la demanda de muchos productos fuera a la baja.

Muchos empresarios han optado por el servicio a domicilio, mejorar el marketing digital, entre otras acciones; lo que sin duda, ha implicado un aumento en los costos de los bienes que se ofrecen. Esta emergencia sanitaria, ocasionó la migración las estrategias de negocios tradicionales a medios digitales, con la finalidad de evitar el contacto social y continuar con los beneficios económicos.  Sin embargo, ¿qué ha pasado con el sector financiero, educativo y de salud? ¿teníamos información de cómo digitalizar a estos sectores? ¿se pudo aminorar el efecto de la crisis actual?

Ahora bien, desde antes de esta pandemia, la digitalización de los sectores productivos de América Latina y el Caribe, se concentraba en los minoristas, relacionados con las TIC, medios y finanzas, siendo que aquellos relacionados con la educación, salud, manufactura y servicios, eran los que debían desarrollarse más (García & Iglesias, 2017).

¿Cuál es el panorama de cada sector con base en la crisis COVID-19 y cuáles son las ventanas de oportunidad?

Hasta antes de este evento, hablando de los servicios móviles como las cuentas bancarias, cuentas móviles de ahorro, microcréditos y otros; se estimaba que podrían llegar a 180 millones de habitantes si se ampliaba su mercado al e-commerce, a emprendedores y comercios a cambio de una comisión por ventas, además de llegar a zonas rurales que no tienen acceso a cajeros bancarios o una alta densidad de sucursales bancarias. Sin embargo, es posible que este tipo de empresas que proporcionan servicios financieros, apoyándose de la tecnología podrían verse beneficiadas, ya que se pueden disminuir los costos de operación, y adaptarse perfectamente a la situación. No obstante, también es necesario crear políticas públicas y un marco legal en cada país que permita la flexibilidad necesaria para lograr una mayor tasa de adopción.

En el análisis del sector educativo, la meta es lograr educación de calidad para toda la población, empero, en estos momentos, existe incertidumbre de cuáles serán los resultados al finalizar el ciclo escolar, ya que al implementar la digitalización, al menos en nuestro país, nos encontramos con diferencias de acceso a tecnologías básicas como ordenadores, teléfonos móviles, y poca experiencia en e-learning, tanto de los docentes como de los padres de familia. Esto, ha obstaculizado tener un buen aprovechamiento de las herramientas por parte de los pequeños en sus hogares. Esta situación, ha generado que se haya optado por estrategias como “Aprende en casa”, pero aún existen muchos “agujeros de conejo” que no deben ser ignorados, tales como prestar atención a las actividades docentes, el seguimiento y la dotación de las herramientas necesarias a los padres de familia.

En el sector salud, más allá de las políticas exitosas o fallidas, sabemos que no se trata de un término binario de morir o vivir, sino de qué tan saludables nos encontramos mientras vivimos. Sin embargo, la mayoría de las personas, seguimos la costumbre de “la siguiente enfermedad” (término acuñado por el nobel de economía Angus Deaton), ya que una vez que pasamos una enfermedad nos enfrentamos a la siguiente (y posible) causa de muerte. En este sentido, ¿cuáles eran las principales causas de muerte antes del COVID en México? ¿nos damos cuenta que se cumple la premisa? “Controlamos” ciertos padecimientos, pero COVID-19, está siendo la siguiente enfermedad, y causa de muerte de muchos mexicanos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (2020), entre las principales causas de muerte se hallaban: las enfermedades del corazón (20.1%), diabetes (15.2%), tumores malignos (12%), enfermedades del hígado (5.5%) y accidentes (5.2%);  siendo  la mayoría, posible de ser prevenidas. En este sentido, los servicios de salud digitales, podrían enfocarse a aspectos como la alimentación, hábitos, riesgos así como campañas culturales para la prevención y de esta manera, evitar muchas de estas, ampliando la información de los usuarios.

Aún quedan muchas preguntas, muchas acciones para adaptarnos a la nueva normalidad. No así, en cada sector, se pueden identificar ventanas de oportunidad y a partir de ellas, generar ventajas competitivas no sólo como sector público, sino como empresarios; emprendedores que se arriesguen a tomar oportunidades donde nadie ha explorado. La ventajas ahora son la poca competencia digital en distintos sectores, disminución de costos, alta demanda de servicios digitales para evitar el contacto físico. Y tú, ¿haz pensado en algún sector productivo e incursionar?

Referencias

García, A., & Iglesias, E. (2017). Economía digital en América Latina y el Caribe: Situación actual y recomendaciones. Washington, D.C.: Banco Interamericano de Desarrollo.

Instituto Nacional de Salud Pública. (2020). ¿De qué mueren los mexicanos? Obtenido de Instituto Nacional de Salud Pública: https://www.insp.mx/avisos/5111-dia-muertos-mexicanos.html

7+

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.