• 01 800-286-84-64 (222) 409-05-87

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • youtube
  • Linkedin
Conciencia ejecutiva: la Responsabilidad Social Empresarial

iconito Autor: César Cuautle
Julio de 2018


Al abrir un periódico, un portal de noticias en internet, prender la TV o la radio para informarnos del acontecer diario, difícilmente faltan esas noticias sobre temas como el cambio climático, la pobreza, la propagación de epidemias, el desempleo, en pocas palabras, hechos que comprometen el bienestar social. Si bien, es responsabilidad del Estado mitigar el impacto que estos fenómenos tienen en la vida de las personas, parte de la iniciativa privada también ha intervenido. Es así como nace la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).


De la RSE hay muchas definiciones, pero en términos generales se puede decir que es la contribución activa y voluntaria del mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas con el objetivo de mejorar su competitividad y, al mismo tiempo, obtener un valor añadido. En otras palabras, una empresa es socialmente responsable cuando desarrolla un estilo de gestión empresarial que busca conciliar el crecimiento y la competitividad apostando por el desarrollo sostenible.

La primera vez que se habló sobre RSE fue en Estados Unidos en los años 50 a través de Howard R. Bowen1 en su obra Social Responsibilities for the Businessman. Siendo un pionero en los estudios de relaciones entre empresas y sociedad, en esta obra, Bowen fijó las bases de lo que hoy conocemos como RSE (Milian, 2015).

En noviembre de 2010, con la participación de 99 países miembros de la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), fue publicada la norma ISO 26000 de responsabilidad social. Esta tiene la intención de incorporar una guía para integrar la responsabilidad social a todo tipo de organizaciones; proveerlas de herramientas que coadyuven al desarrollo sostenible en áreas económicas, ambientales y sociales (ISO, 2010), además de ayudarlas a contribuir al desarrollo sostenible. Sin embargo, hay que aclarar que esta no es una norma de gestión y tampoco es certificable como la norma ISO 14001 que está totalmente enfocada al cuidado del medio ambiente.

En México, la ISO 26000 tiene vigencia bajo la norma NMX-SAST-26000-IMNC-2011, asentada el 19 de junio de 2012 en el Diario Oficial de la Federación. Con esta se pretende fomentar que las empresas públicas y privadas, grandes y pequeñas, vayan más allá del cumplimiento legal, sin desconocer el cumplimiento a la ley y sus obligaciones (DOF, 2012). Además, facilita una guía sobre responsabilidad social y en ninguno de los casos impide el cumplimiento de normas nacionales que sean más precisas o prioritarias. Esta norma se basa en siete principios:

  1. Rendición de cuentas,
  2. transparencia,
  3. comportamiento ético,
  4. respeto a los intereses de las partes interesadas,
  5. respeto al principio de la legalidad,
  6. respeto a la normativa internacional de comportamiento,
  7. respeto a los derechos humanos.

A pesar de que, como ya hemos dicho, la ISO 26000 no es una norma certificable, en México se otorga anualmente el distintivo ESR por el CEMEFI3 y la AliaRSE4 para mantener vigente la cultura y el fomento de la responsabilidad social, este distintivo aporta rentabilidad, valor a la marca y acredita a sus empleados, inversionistas, clientes y autoridades, como una organización comprometida pública y voluntariamente con una gestión socialmente responsable como parte de su cultura y estrategia de negocios. Actualmente más de 11,000 empresas (entre grandes, medianas y pequeñas) han obtenido este logro, entre las que destacan: CEMEX, FEMSA, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Grupo Bimbo, Grupo Herdez, BANAMEX, TELMEX, entre otras.

Finalmente, para ejemplificar algunas acciones recientes de responsabilidad social, podemos mencionar dos casos: en el ámbito local, la sociedad cooperativa de trabajadores Pascual, recientemente anunció que planea reducir el uso de popotes y la introducción de taparroscas en sus productos con lo que busca contribuir al cuidado del medio ambiente (Financiero, 2018). En el ámbito internacional, la cadena Starbucks Coffee Company busca eliminar los popotes de plástico en sus más de 28 mil sucursales e integrará materiales alternativos como el papel y plástico compostable, esta iniciativa se llevará a cabo primero en Seattle y Vancouver a partir de 2019, pero para 2020, la medida debe aplicarse en todas sus sucursales (Pallares, 2018).

___________________________
1Economista Estadounidense, presidente del Grinnel College de la Universidad de Iowa.

3 Centro Mexicano para la Filantropía.

4 Alianza para la Responsabilidad Social Empresarial en México.

Fuentes:

DOF. (19 de junio de 2012). Diario Oficial de la Federación. Obtenido de Diario Oficial de la federación: dof.gob.mx

Evia, M. J. (28 de Julio de 2014). Infografía Historia de la RSE: Expok News. Obtenido de Expok News: www.expoknews.com

DOF. (19 de junio de 2012). Diario Oficial de la Federación. Obtenido de Diario Oficial de la federación: dof.gob.mx

Evia, M. J. (28 de Julio de 2014). Infografía Historia de la RSE: Expok News. Obtenido de Expok News: www.expoknews.com/

Financiero, R. E. (5 de Julio de 2018). Empresas. El Financiero. Obtenido de El Financiero: www.elfinanciero.com.mx

González, C. (3 de Mayo de 2018). El universal. Obtenido de El universal: www.eluniversal.com.mx

ISO. (2010). ISO 26000 visión general del proyecto. Suiza: Secretaria central ISO. Milian, L. (2015). Origen y Evolución del concepto de RSC en el entorno empresarial europeo y español. Comillas Madrid, 14.

Pallares, M. (9 de Julio de 2018). El Universal. Obtenido de El Universal: www.eluniversal.com.mx

Rico, J. (2 de Octubre de 2015). Muy Interesante. Obtenido de Muy interesante: www.muyinteresante.es

Si quieres profundizar más sobre este y otros temas, especialízate en políticas públicas con las maestrías en línea de IEXE. Para obtener más información regístrate en el siguiente formulario:
-

Suscríbete para recibir las entradas nuevas en tu correo