• 01 800-286-84-64 (222) 409-05-87

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • youtube
  • Linkedin

Foucault y el mito de la antinomia entre poder y saber - IEXE Universidad

iconito Autor: Oscar Sarmiento
Febrero de 2019

En una de las tantas icónicas escenas de la serie televisiva Game of Thrones, Cercei Lanister explica a Petyr Baelish, de una forma poco sutil, la separación del binomio del «saber y el poder» considerado durante cierto tiempo como indisoluble; no obstante, mucho antes de que la popular serie viera la luz, incluso antes de que se publicaran los libros, Foucault ya había explicado como la obra de Sófocles sentó las bases para la separación y desvalorización de dicho binomio (Benioff, 2012).


Foucault identifica en la obra de la «Ilíada» atribuida a Homero la figura jurídica de la «disputa» empleada durante la época arcaica de Grecia; esta consistía en un desafío, en donde los participantes enunciaban juramentos dirigidos hacia los dioses, con la finalidad de que estos sancionaran a aquel que hubiera cometido la falta motivo de la disputa o bien, a aquel que jurase falsamente decir la verdad. Con tal acto los contendientes pretendían conocer al poseedor de la razón recurriendo a una realidad casi mágica y profundamente religiosa, prescindiendo de un juez, procedimiento, sentencia, así como de una indagación o testimonio que permitiera acreditar de manera indubitable quién dice la verdad.1

Posteriormente, Foucault (1996) interpreta la figura del «litigio criminal», presente en la obra «Edipo Rey», esta forma de cierto modo es también una «disputa»; sin embargo, presenta diferencias notables. En primer lugar, en el litigio sí se encuentra presente un elemento omitido en la obra homérica: « el testigo», quien a pesar de su condición humilde, completamente alejada de la divinidad, puede enunciar una verdad sin poder con la cual puede vencer a un poder sin verdad. Además, otro elemento encontrado en la obra es el de «la indagación» como medio para dilucidar lo acontecido, es decir, se hace uso del pensamiento crítico y de un interrogatorio como medios para intentar averiguar la verdad.

Con fundamento en lo anterior se puede observar claramente como la obra de «Edipo Rey» contiene una representación de la manera en que el pueblo griego a través de las prácticas judiciales fue capaz de adquirir la facultad de juzgar y de decir la verdad, despojando «el saber» a quienes detentaba el poder político, comenzando así la separación entre estos dos conceptos.

Foucault llega a la conclusión de que «Edipo» es un instrumento de poder. Para él la tragedia de este personaje está relacionada con la historia del poder político, a través de la cual se instaura un complejo, sin embargo este no opera a nivel individual y del deseo, sino a nivel colectivo y tendiente a un nuevo entendimiento entre el poder y el saber.

Si bien, para Freud «Edipo» era la representación del desconocimiento o del inconsciente; para Foucault, este representa todo lo contrario. Él consideró que Edipo es un personaje que sabe demasiado y que su tan desfavorable situación es debido a que en su exceso de saber, omite hacer uso de sus propios recuerdos2 , así como consultar la información de la que disponían los esclavos.

Pero Edipo no solo sabía demasiado, sino que además tenía un gran poder el cual ejercía de manera condenable e individual, ignorando la ley e imponiendo su voluntad al estilo de los tiranos de la época. Debido a la concurrencia de estos dos excesos es que se casa con su madre y su figura se torna inútil. De lo anterior se puede ver con mayor claridad cómo es que se va instaurando la separación y la desvalorización del poder y el saber reunidos en un individuo (Labastida, 2004).

Por último, una pista sobre la verdadera temática de «Edipo Rey» se encuentra en el título de la obra, la mayoría de las personas relacionan a Edipo con el incesto, pero tal como dice Foucault, el título no es: «Edipo, el incestuoso» o «Edipo, asesino de su padre»; en razón de que este no es el tema central de la obra sino una consecuencia de la premisa verdadera. Para Foucault la verdadera temática de la obra es el poder, durante su desarrollo lo que realmente está en cuestión es el poder de Edipo, a él no le preocupa si mató a su propio padre o si cometió incesto con su madre, sino como estos sucesos le pueden ocasionar la pérdida de su poder.

El mito de la antinomia entre poder y saber aún es relevante si se considera la dificultad que representa encontrar un referente en el ámbito de lo político que ejemplifique el poder y el saber reunidos en una misma persona, lo cual hace resaltar la idea de que quienes tienen el poder son ignorantes y quienes tienen cierto tipo de conocimiento, difícilmente pueden detentar el poder.

_______________________________

1 El presente artículo está basado en lo expuesto por Foucault en cinco conferencias dictadas durante mayo de 1973, en Río de Janeiro. Estas conferencias fueron editadas y publicadas posteriormente en la obra «La verdad y las formas jurídicas».

2 Durante toda la obra, en ningún momento Edipo excusa su conducta aludiendo a la inconciencia o al desconocimiento, ni siquiera cuando se le acusa de haber matado a su padre, motivo por el cual se puede inferir que ya conocía este hecho y deliberadamente omitió esta información.

Referencias

Benioff D., Weiss D. (Escritores) y Taylor, A. (Director). (2012). The North Remembers [Episodio de serie de televisión]. En Benioff D. (Productor ejecutivo). Game of Thrones. Estados Unidos: HBO.

Foucault, M. (1996) La verdad y sus formas jurídicas, (Trad. Lynch). Barcelona (Trabajo original publicado en 1978).

Labastida, J. (2004) Justicia, literatura y derecho, Revista de la Universidad de México, recuperado de www.revistadelauniversidad.unam.mx

Si quieres profundizar más sobre este y otros temas, especialízate en políticas públicas con las maestrías en línea de IEXE. Para obtener más información regístrate en el siguiente formulario:
-

Suscríbete para recibir las entradas nuevas en tu correo