• 01 800-286-84-64 (222) 409-05-87

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • youtube
  • Linkedin

Los acontecimientos políticos que marcaron a México en el 2018: contradicciones, tensiones y polarización - IEXE Universidad

iconito Autor: Mary Paz Covarrubias Gómez
Diciembre de 2018

Una de las inquietudes que se presentan con gran frecuencia al cierre de cada año, es conocer qué panorama nos deja el ciclo que termina en el ámbito político pues, para generar expectativas sobre qué esperar el año entrante, es imprescindible retomar los acontecimientos que marcaron el curso de la vida pública durante los últimos doce meses, sin dejar atrás aquellos elementos menos percibidos, pero no por eso carentes de relevancia.

Desde los primeros meses, ya se mostraba que México viviría un 2018 lleno de contradicción, tensión y polarización política que, pese a ser características de un sistema democrático, estos elementos fungirían como válvulas de escape ante la presión ejercida por la política internacional. Fue así como esta última se vio reflejada en la política nacional durante el 2018 como pocas ocasiones se había observado.

El año arrancó con un panorama poco alentador, pues para enero el gobierno de México ya organizaba la compra de armamento militar a los Estados Unidos. Se trataba de una adquisición sin igual; el gobierno federal que enfrentaba su último año de vida, adquiría un pesado y costoso arsenal, contradiciendo con este acto la conocida insatisfecha relación diplomática multilateral que prevalecía con el país vecino. Por si no fuera suficiente, la venta de armas en el mundo aumentaba por primera vez en 5 años.

Simultáneo a este evento, especialistas en economía y finanzas ya incrementaban la estimación de inflación para los próximos 12 meses, panorama poco alentador para la economía nacional. La cifra pasaba así de 3.96 a 4.06 por ciento, disminuyendo las expectativas de crecimiento económico de 2.24 por ciento a 2.19 por ciento para el 2018. A cierre de año la inflación calculada fue rebasada por 4.47 por ciento, y en cuanto a crecimiento económico el índice se modificó a un rango de 2.0 a -2.6 por ciento.

Para febrero, un accidente era presenciado en pleno evento de celebración del día de la bandera. En el marco de esta celebración, la manera en que se le rindió tributo al lábaro patrio fue izándola al revés, aparentando lo que internacionalmente es considerado un protocolo de rendición. Quizá fue un error pero al final, este hecho logró ser un referente de la tensión provocada por el disgusto social que prevalecía a nivel nacional, tomando relevancia simbólica.

En marzo, en plena renegociación del entonces llamado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA), Estados Unidos anunciaba nuevos aranceles contra las importaciones de acero y de aluminio de México, Canadá y la Unión Europea; acción que tensionó la relación diplomática entre nuestra nación y Estados Unidos. Por otro lado, el 30 de marzo daban inicio formal las campañas electorales, las cuales lograron posicionarse como las más grandes en la historia de México.

Hacia abril, una controversia internacional más volvía a robar la atención de la vida pública. El ahora ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, en reacción a las declaraciones que Trump realizó sobre el tema de inmigración ante el aumento de flujo de migrantes que ingresan a su país, pidió a éste que, si sus últimas declaraciones sobre desplegar a la guardia civil en la frontera de los Estados Unidos con México derivaban de una frustración de política interna en su país, con sus leyes o su congreso; las dirigiera hacia ellos y no contra los mexicanos. Este acto desató tensión política bilateral pues, hasta ese momento, México no tenía resuelto el tema de las negociaciones del TLCAN.

Mayo de 2018 pasó a la historia como el mes más violento del que se tenga registro en México, con 2890 homicidios. El 2018 superó los récords de homicidios históricos de México, además en el mismo mes se reportaron 24,004 delitos contra la vida y la integridad, que van desde actos delictivos a homicidios, lesiones personales y feminicidios.

Junio también se vio marcado por la pauta internacional, pues la aplicación de la “Política Cero” de Donald Trump, mejor conocida como "tolerancia cero", escondió actos como la separación de niños de sus padres en la frontera de Estados Unidos. Más allá de la indignación social, este fenómeno causó repudio de organizaciones de Derechos Humanos.

Arrancó julio y rodeado de una ola de descontento colectivo debido a la corrupción y la violencia desenfrenadas al interior del país, Andrés Manuel López Obrador fue elegido presidente de México. El día primero de ese mes dio un vuelco el sistema político, convirtiéndose quizá este momento, en el más emblemático del 2018. Un líder de izquierda había obtenido la victoria, lo que para millones de mexicanos simbolizaba esperanza.

Hacia agosto, aún como presidente de la República, Enrique Peña Nieto ya ofrecía una entrevista en un programa de televisión con la intención de aclarar algunos de los puntos coyunturales que le ocasionaron grandes escándalos en su sexenio, tales como el tema de la casa blanca, o el caso de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa. De este modo dio las últimas explicaciones de los desafortunados hechos que se suscitaron en su mandato.

Después de prolongadas negociaciones, en septiembre se logró cerrar el T-MEC (nuevo pacto comercial entre EU, México y Canadá), que le provee a México certidumbre económica.

Octubre llegó con una novedad más en el tema de las relaciones internacionales, pues una caravana de aproximadamente 7 mil migrantes, mayormente procedentes de Honduras, entró a territorio mexicano con ruta hacia la frontera con Estados Unidos, polarizando a la opinión pública. Mientras un gran sector de la población se manifestó solidaria con la “caravana”, otra parte de la sociedad mexicana realizó críticas severas al respecto.

En noviembre, la consulta ciudadana organizada por Andrés Manuel López Obrador dio como ganadora la opción de mantener el Aeropuerto de la Ciudad de México, abrir dos pistas en Santa Lucía, y fortalecer el de Toluca. En respuesta, un contingente de ciudadanos marchó a favor de continuar con el proyecto del NAIM en Texcoco. “Marcha fifí”, así fue conocida esta manifestación pacífica, mostrando una vez más la polarización ideológica que merma en la sociedad mexicana, que divide y fragmenta con matices clasistas a la opinión pública.

Diciembre llegó con el episodio que más expectativa provocó en el medio político, la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador, es decir: la llegada de la izquierda al gobierno federal, lo que implica para muchos especialistas un cambio profundo con repercusiones a nivel económico y social en el país para los próximos años.

Así es como cierra el 2018, con una serie de momentos que dejan al país con una peculiar combinación de emociones y vivencias, así como amplias expectativas para el próximo año. Para muchos de los mexicanos este fue uno de los años con más relevancia política y momentos coyunturales. Sin embargo, es importante no perder de vista que durante los doce meses que pasaron, se vivieron acontecimientos sin precedentes marcados por la contradicción, tensión y polarización política ¿Qué podemos esperar para el próximo año en lo que a política nacional se refiere?

Si quieres profundizar más sobre este y otros temas, especialízate en políticas públicas con las maestrías en línea de IEXE. Para obtener más información regístrate en el siguiente formulario:
-

Suscríbete para recibir las entradas nuevas en tu correo