Y, ¿qué hay de las competencias laborales?

Y, ¿qué hay de las competencias laborales?

¿Alguna vez has hecho mantequilla manualmente? ¿Sabes cómo se hacen los libros de pasta dura? Si tu respuesta es no, es porque la introducción de la tecnología vino a darle la vuelta a la vida como la conocíamos. El impacto de las continuas revoluciones tecnológicas se vio reflejado tanto en actividades básicas como en aquellas que requieren de procesos más elaborados. Su desarrollo e incorporación facilitaron y transformaron tareas diarias, por ejemplo, la forma de comunicar información de un suceso a un conocido o entablar una amistad con alguien.

En el ámbito profesional también sucedieron grandes cambios: las ofertas laborales asociadas a competencias de nivel bajo decrecían en comparación de las que solicitaban personas bien cualificadas para asegurar el crecimiento y prosperidad empresarial. Como consecuencia, se refirmó la correlación entre el salario y las competencias laborales.

Un ejemplo detallado y que demuestra la realidad sobre este tópico está plasmado en un estudio español, respecto a la normativa de un «Técnico en fabricación industrial de carpintería y mueble» publicado por el Boletín Oficial Español (BOE) en 1994 (como se cita en López-Goñi, I., y Goñi, Z. J. M., 2014), donde se establecía un perfil profesional muy específico, el cual, incluía competencias generales, capacidades profesionales, unidades de competencia y realizaciones y dominios profesionales.

Actualmente hay brechas de conocimiento entre las personas que solicitan un puesto de trabajo y estas, les hacen menos o más elegibles. Lo cierto es que aun existiendo estas diferencias entre profesionales estamos muy por debajo de lo mínimo requerido globalmente.

De acuerdo con la OCDE (2019), México se encuentra en el 20 % por debajo del promedio de los países de su “Estrategia de Competencias 2019” y seguro te preguntarás, ¿esto qué quiere decir? Bueno, la organización realiza desde 2012 este ejercicio para evaluar las oportunidades y desafíos de cada país en materia de competencias (en relación con la globalización, digitalización y envejecimiento). En los resultados más recientes dio a conocer que los jóvenes adultos mexicanos tienen un bajo desempeño de habilidades en comparación con otras naciones y que las aplican poco en el ámbito laboral, o sea, nos estamos quedando atrás como profesionales y como país.

Ahora que tenemos claro que estas competencias son relevantes en cuestiones de obtención de un empleo «aquí y en China», hay que reconocer el conocimiento que ya tenemos y el podemos adquirir para darle solución a esta problemática. Por ello, es indispensable la educación, ya que es la que nos brinda las herramientas necesarias para desenvolvernos en nuestra sociedad y nuestro contexto, pues su fin es «El desarrollo de la persona en todos sus ámbitos de actuación, en el conjunto de su vida tal y como ésta se desarrolla en las coordenadas sociohistóricas que le tocan vivir» (López-Goñi y Goñi, 2015, p.84).

Ante este panorama podemos asustarnos y pensar que no contamos con las oportunidades para sobresalir en un mundo tecnológico y globalizado, pero… ¡Es todo lo contrario!, hoy en día es posible el mantenernos actualizados y aprender de manera autónoma, de esta forma podemos evitar nuestro rezago y obtener una mejora significativa en nuestra calidad de vida con un poco de motivación, esfuerzo y, en mi opinión, la búsqueda del aprendizaje de conocimiento estandarizado.

En internet podemos instruirnos con guías de estudio, cursos, diplomados, videos, libros electrónicos, blogs, entre otros, y en escuelas presenciales podemos adquirir cursos, talleres, diplomados, especializaciones, libros y etc. para estar al día. Lo más importante es detectar nuestras debilidades para trabajarlas y alinearlas con los objetivos y necesidades de la economía y la sociedad, además de optimizar nuestro potencial. ¿Y tú, ya sabes qué competencias te hace falta desarrollar?

 

Referencias

López-Goñi, I., y Goñi, Z. J. M. (2015). Hacia un currículum guiado por las competencias: Propuestas para la acción. Pamplona: Servicio Editorial de la

Universidad Pública de Navarra. ISBN: 978-84-9769-293-9.

OCDE. (2019). Estrategia de competencias 2019 de la OCDE: México. Recuperado de https://www.oecd.org/mexico/Skills-Strategy-Mexico-ES.pdf

5+

Comentarios

Ana Lucía Martínez

Sobre la autora

Diseñadora gráfica, actualmente estudia un diplomado en Diseño Instruccional. Sus campos de interés son el diseño corporativo y las lenguas extranjeras; además, disfruta de realizar manualidades y hacer repostería.

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
¿Necesitas ayuda?
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.