Cubrebocas: contaminación ante la contingencia sanitaria

 

Autor
Mónica Carmen Palma Rivera

Especialista en diversos ejes temáticos de las Ciencias Políticas y Administración Pública; Derecho Público y Políticas Públicas. Actualmente es consultora de cuentas estratégicas en Evaluare.

 

Una de las medidas básicas para combatir el contagio de COVID-19 ha sido el uso del cubrebocas. La diseminación de información respecto a su efectividad, la hizo una de las principales medidas adoptadas en todos los países. Lo cierto es que la rápida propagación de virus y el pánico derivado de ello, en su momento, generó compras masivas de este y otros elementos para la protección, así como desabastecimiento durante periodos considerables.

Si bien, su uso es una medida sumamente efectiva que beneficia desde grandes empresas hasta pequeños comercios, como se explica en la entrada “Cubrebocas, un factor que incrementa o disminuye las ventas en los retailers (tiendas y locales comerciales)”[1], otros han sido lo efectos de su descontrolado consumo.

Impactos al medio ambiente

Anteriormente se habló de algunos de los efectos colaterales de la pandemia y de su impacto en el medio ambiente[2], siendo la dramática disminución de emisiones de CO2 y otros contaminantes uno de los aprendizajes más latentes. No obstante, el cuidado del entorno natural aún está lejos de ser un elemento considerado como necesario y prioritario de atender. Su carácter finito está subvalorado y en consecuencia, es el último eslabón que se toma en cuenta, a la hora de emprender cualquier actividad humana.

Prueba de lo anterior son los millones de cubrebocas desechables que están llevándose a los rellenos sanitarios o que, comienzan a aparecer con frecuencia en lugares remotos como las Islas de Soko, Bósforo, Turquía o en la Costa Azul de Francia y Reino Unido[3] (Apostolou, 2020).

 

 

En un artículo publicado en la revista Environmental Science & Technology (2020), se realizó un cálculo aproximado del número de cubrebocas y guantes de látex que se usan diariamente a nivel global, de los cuales, se estimaron 129 millones de los primeros y de los segundos (Prata, Silva, Walter, Duarte, & Rocha-Santos, 2020).

Organizaciones como Greenpeace, OceansAsia y Opération Mer Propre se han dado a la tarea de evidenciar el impacto ecológico que tiene el uso desmedido de cubrebocas desechables, hechos con tela sintética de polipropileno, un derivado del petróleo o gas natural, que demoran cerca de 450 años en descomponerse (Paredes, 2020).

Personas sanas en un mundo sano

Aunado a las evidencias difundidas por ONG internacionales, otras organizaciones como la ONU, se han pronunciado a favor de crear e implementar medidas que atiendan con urgencia la contaminación por materiales desechables de protección frente al COVID-19.

Una de esas acciones, contempla la difusión de información respecto a disminuir y evitar el uso de mascarillas desechables, que significa hacer énfasis en dos medidas efectivas: por una parte, el distanciamiento social, y por otra, el uso de cubrebocas de tela, caseros, siempre cuando se sigan los lineamientos de higiene. Esto último implica, por supuesto, informar a la población de las consecuencias de usar cubrebocas desechables para el medio ambiente, así como de la efectividad de usar mascarillas de tela.

Otras autoridades en la materia como Jordi Sherman, director del Programa en Salud y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad de Yale, Estados Unidos, y el médico Ernesto Cerón que atiende el Hospital Ángeles Mocel, coinciden en recomendar a la población, el uso de cubrebocas reutilizables para evitar la propagación del virus, así como el lavado constante de manos con jabón y desinfectante, en detrimento de la utilización de guantes (Miranda, 2020).

En los próximos meses, será imperativa la participación activa de los gobiernos para intervenir, en lo que “Saulo Delfino Barboza, profesor asociado del Programa de Salud y Educación de la Universidad de Ribeirao Preto en Brasil, ha cualificado como “una cuestión de salud pública”. Según el académico, “nuestra salud depende de los recursos naturales de nuestro planeta. Los materiales de plástico de un solo uso están contaminando el aire, el agua y el suelo, por lo tanto, están también dañando nuestra salud” (Miranda, 2020).

 

Notas

[1] Puedes consultar el artículo en el siguiente link: https://www.iexe.edu.mxpagblog/cubrebocas-un-factor-que-incrementa-o-disminuye-las-ventas-en-los-retailers-tiendas-y-locales-comerciales.html

[2] Puedes consultar el artículo en COVID-19 y la ciudad de Puebla: el enemigo está en el aire, disponible en https://www.iexe.edu.mxpagblog/covid-19-y-la-ciudad-de-puebla-el-enemigo-esta-en-el-aire.html

[3] Algunas de ellas, se han dado a la tarea de difundir a través de redes sociales y diversos medios de comunicación, videos de aquellos lugares, en donde es posible observar la contaminación en mares y especialmente, la aparición de residuos plásticos de cubrebocas y guantes de látex.

Referencias

Apostolou, N. (29 de abril de 2020). Los residuos plásticos del coronavirus contaminan el medio ambiente. Deutsche Welle.

Miranda, F. (28 de julio de 2020). Por covid-19, se desechan 129 mil millones de cubrebocas al mes en el mundo. Milenio. Obtenido de https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/cubrebocas-129-millones-desechados-mes-coronavirus

Noticias, R. (Dirección). (2020). MASCARILLAS y GUANTES ya contaminan los fondos marinos [Película].

Paredes, N. (9 de julio de 2020). Mascarillas: cuál es la mejor manera de deshacerse de los tapabocas usados para evitar la transmisión de covid-19 y la contaminación. BBC News. Obtenido de https://www.bbc.com/mundo/noticias-53333206

Prata, J. C., Silva, A. L., Walter, T. R., Duarte, A. C., & Rocha-Santos, T. (12 de junio de 2020). COVID-19 Pandemic Repercussions on the Use and Management of Plastics. Environmental Science & Technology, 13(53), 7760–7765. Obtenido de https://pubs.acs.org/doi/full/10.1021/acs.est.0c02178

Comentarios

Relacionadas

Estudia una licenciatura, maestría o doctorado
100% en línea


Solicita una beca

Inscripciones abiertas

¡Chatea!
1
¿Necesitas ayuda?
¡te ayudamos!
Hola, si quieres saber más sobre nuestras becas o planes de estudio estamos para atenderte.