¿Cómo se hace el cambio de gobierno? Conoce el proceso de entrega-recepción

icono de calendario29/05/2024 5 min de lectura

El proceso de entrega-recepción es un puente transparente entre dos gestiones gubernamentales, una saliente y otra entrante. Este implica una serie de procedimientos que aseguran que toda la información y los recursos sean debidamente transferidos, así como la rendición de cuentas en su manejo.

Consideremos el proceso de entrega-recepción como si fuera la transferencia de la gerencia de un restaurante muy concurrido. El gerente saliente debe hacer más que simplemente dar las llaves del establecimiento al dueño. Es importante que también proporcione un resumen detallado de las operaciones diarias, incluyendo recetas, listas de proveedores, registros de inventario actualizados, reservaciones futuras y obligaciones fiscales. 

Sin la información previa, el dueño no puede asegurarse de que el anterior gerente haya manejado bien su negocio, ni el nuevo gerente puede garantizar que el restaurante continúe funcionando sin problemas. El proceso de entrega-recepción es necesario para preservar la calidad del servicio y la satisfacción del cliente.

¿Cómo se define el proceso de entrega-recepción en la AFP?

El proceso de entrega-recepción es un procedimiento estructurado que se lleva a cabo al término de cada administración gubernamental, para facilitar una transición ordenada y transparente entre las administraciones salientes y entrantes. Con este proceso, además, se desea promover la rendición de cuentas y la continuidad en la gestión de los recursos y responsabilidades del gobierno. 

Para este 2024, año en el que en México se elige un nuevo presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, el actual titular del gobierno federal, y los titulares de las 19 secretarías de Estado, establecieron normas y acciones específicas para regular el proceso.

¿Quién es responsable del proceso entrega-recepción?

La Secretaría de la Función Pública juega un papel vital como coordinadora y supervisora de este proceso. Es la responsable de establecer los lineamientos y asegurar que se cumplan rigurosamente, actuando como el árbitro que verifica que todas las piezas encajen perfectamente en el gran rompecabezas de la administración pública. Particularmente, sus responsabilidades son:

  • Interpretar el acuerdo publicado relacionado con el proceso.
  • Expedir lineamientos específicos para regular las acciones de las instituciones de la Administración Pública Federal (APF) y las empresas productivas del Estado durante la transición.
  • Asegurar que todas las dependencias y entidades cumplan con los procedimientos establecidos.
  • Garantizar la veracidad, integridad y legalidad de la información proporcionada.

 

¿Cuáles son los tipos de proceso entrega-recepción?

El proceso aplica tanto a nivel institucional como individual:

  • Institucional: incluye la preparación de un informe de gestión gubernamental y el acta de entrega-recepción de los recursos asignados. Este informe detalla desde la situación legal hasta el estado de los programas y proyectos ejecutados por la administración saliente.
  • Individual: aplicable a los servidores públicos al momento de separarse de sus cargos, desde los altos mandos hasta los niveles operativos más bajos. Cada servidor debe entregar un informe detallado y documentación que respalde su gestión.

Con base en lo definido en el acuerdo, el informe de gestión gubernamental debe incluir 1) leyes, reglamentos y demás normativa aplicable, 2) resultados de programas y proyectos, es decir, informes de evaluaciones a los mismos, 3) el detalle de los recursos presupuestarios, financieros y humanos y, por último, 4) logros y observaciones de auditoría.

¿Cuáles son las etapas del informe de gestión gubernamental?

El informe de gestión gubernamental será entregado por la presidencia de la república en tres etapas:

  1. Desde el inicio del mandato hasta el final del quinto año; en este caso, hasta el 31 de diciembre de 2023, con el informe enviado a más tardar el último día hábil de febrero de 2024. 
  2. Los primeros seis meses del sexto año de gobierno; esto es, desde el 1 de enero al 30 de junio de 2024, con el informe enviado a más tardar el último día hábil de julio de 2024.
  3. Incluye actualizaciones hasta el tercer trimestre del sexto año y proyecciones y recomendaciones para la siguiente administración, es decir, información actualizada hasta el 30 de septiembre de 2024, abarcando cifras reales hasta el 30 de junio y cifras estimadas del 1 de julio al 30 de septiembre, también enviada al final de julio de 2024.

La información de la tercera etapa será pública y se difundirá ampliamente para garantizar el acceso a la información. No olvidemos que uno de los pilares del proceso de entrega-recepción es la transparencia. Esto involucra la presentación de informes detallados, pero también su publicación para el escrutinio público. La idea es que cualquier ciudadano pueda entender cómo se han manejado los recursos y cuáles han sido los resultados de diferentes políticas y programas.

¿Por qué es importante el proceso entrega-recepción durante el cambio de gobierno?

El proceso de entrega-recepción es una columna esencial para el mantenimiento de un Estado democrático de Derecho. Mediante los informes detallados sobre los recursos y asuntos manejados, facilita una evaluación meticulosa del desempeño gubernamental, permitiendo que la ciudadanía pueda supervisar y valorar la efectividad de las autoridades en cumplir sus deberes legales y responsabilidades administrativas.

Más allá de servir como un mecanismo de transparencia, el documento de entrega-recepción proporciona una defensa documental tanto para la administración que sale como para la que entra, en caso de que se presenten irregularidades o se requieran aclaraciones durante auditorías. 

Por otro lado, al consolidar esta práctica y hacerla rigurosa, se asegura la continuidad de las operaciones gubernamentales sin interrupciones, protegiendo así los derechos de la población y permitiendo a la nueva administración iniciar su mandato con pleno conocimiento de las condiciones y retos existentes. Por lo tanto, este proceso fortalece las bases de la gobernabilidad, la participación ciudadana y la legalidad en la gestión pública.

Reflexión

En nuestro país, la importancia de este procedimiento se magnifica ante los retos persistentes relacionados con la transparencia y la corrupción, porque permite la detección oportuna de responsabilidades administrativas y actos fuera de la ley. 

En este sentido, invitamos a todos los ciudadanos a participar activamente en el fortalecimiento de nuestra democracia, consultando y analizando los informes de entrega-recepción. Recordemos que estos documentos nos sirven para entender cómo se administran los recursos públicos, pero también para exigir cuentas claras y responsabilidades definidas. Su involucramiento es fundamental para construir una gestión pública más justa.

Imagen de autor

María Luisa Guzmán Vázquez

Redactor en EXPOST
Redes sociales

Fan from hell de The Office, Bowie y de los michis. Mamá de tiempo completo. Aspirante a escribir cuentos cortos y correr un maratón. Alguien me dijo que si fuera música sería post-punk.

  1. RR dice:

    ¿Y quién o dónde dice que es pública la entrega recepción?

  2. Francisco Lopez Juarez dice:

    Excelente información, en muchas ocasiones este proceso se realiza de manera personal, en los cargos que se tienen en la empresa, de persona a persona, con este articulo nos da a conocer que es una cadena de ascendente para que la institución la cual realiza la entrega no tenga responsabilidades administrativas o incluso jurídicas por algún acto de omisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados IEXE 2022 Aviso de Privacidad Contacto

IEXE Universidad