¿Tu trabajo es injusto? conoce la precariedad laboral

Maria Luisa Guzman Vazquez

Seguramente, si cuentas con un sueldo más o menos deseable, responderás que no te encuentras en el rango de la precariedad laboral, pero, ¿estás en lo cierto?

En este artículo, voy a compartirte la definición de precariedad laboral, para que hagas una especie de checklist y puedas valorar si tus condiciones laborales dejan mucho que desear.

Definición de precariedad laboral

La palabra precario proviene del latín precarius, un adjetivo que anteriormente se relacionaba con la idea de obtener algo a través de plegarias. En la actualidad, el término describe una situación incierta, poco estable o de corta duración. Repasemos un poco los orígenes del término antes de exponer una definición concreta.

En la década de los setenta, en Europa, se comenzó a hablar sobre precariedad laboral cuando se derogó el contrato de base o duración indeterminada, pero con el tiempo la definición se extendió.

Particularmente, en Francia, cualquier trabajo conectado con agencias de empleo temporal, bajos costos de despido, horarios flexibles y rotación de puestos se concibió como precario, mientras que, en América Latina, a estas características se agregaría una más: bajos salarios.

La precariedad laboral es el deterioro de las condiciones laborales, reflejado en el ingreso, las prestaciones, el acceso a la seguridad social, la duración de la jornada y el tipo de contrato. A partir de esta definición, haremos un breve ejercicio para conocer cómo afecta nuestras vidas este fenómeno. 

¿Un buen sueldo asegura un trabajo no precario?

Con frecuencia, solemos vincular un buen empleo con un salario más o menos deseable: aquel que nos alcanza no solo para cubrir nuestras necesidades básicas, también para darnos ciertos lujos, como comidas fuera de casa, vacaciones en la playa, ropa de marca, conciertos y salidas de los sábados por la noche. ¿Cómo podrías, entonces, tener un trabajo precario? Replanteemos la pregunta con base en algunas situaciones hipotéticas.

   1. Tienes un buen sueldo, pero careces de seguridad social

¿Qué pasaría si sufres un accidente y requieres hospitalizarte?, ¿tendrías lo suficiente para cubrir tus gastos médicos? Y, si te diagnosticaran una enfermedad crónica, ¿podrías pagar tu tratamiento?

   2. Tienes un buen sueldo, pero no cuentas con contrato base

Cumples con tus responsabilidades laborales de manera impecable, pero, por problemas financieros, la empresa decide recortar al personal y tú estás entre los “elegidos”, ¿tendrías un colchón para cubrir tus gastos en lo que encuentras otro empleo?, ¿podrías seguir pagando tus deudas?

   3. Tienes seguro social, pero tu sueldo es bajo

Sufres una lesión jugando algún deporte, por lo que requieres una operación e incapacitarte por un mes, afortunadamente, tu empresa te garantiza la asistencia médica, así como una parte significativa de tu salario (en México, es el 60 por ciento), ¿te alcanzará ese dinero para cubrir tus gastos, si vives al día con el 100 por ciento del mismo?

Estos son algunos escenarios que experimentan las personas con trabajos precarios, pero pueden ser muchos más. La cantidad de prestaciones de ley para un trabajador puede darnos una idea:

  • Vacaciones
  • Prima vacacional, dominical y de antigüedad
  • Aguinaldo
  • Pago de utilidades
  • Días de descanso
  • Licencia de maternidad o de adopción
  • Lactancia materna

¿La precariedad laboral también afecta a los profesionistas?

El sentido común nos llevaría a pensar que, entre más alto es tu grado académico, la posibilidad de gozar de mejores condiciones laborales es mayor, sin embargo, en nuestro país, esto no es una realidad.

En 2017, como resultado de un proyecto de investigación realizado con base en información sustraída de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se encontró que, en los estados de Puebla, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Tlaxcala, los profesionistas[1] laboran con un nivel de precariedad alto, mientras que, en Chihuahua, Nuevo León, Querétaro, Sonora y Coahuila, hay una mayor cantidad de profesionistas trabajando sin precariedad.

La triste realidad

Todos los días, escuchamos historias que corroboran que tener un empleo no precario está muy lejos de la realidad: la del amigo que un viernes acude al trabajo y regresa con una “carta de renuncia” sin justificación alguna, la de papá o mamá que labora en domingo sin algún pago extra o la de la prima que no recibió aguinaldo este año, y otras más de las que muchos somos protagonistas.

Ojalá que nuestros empleadores nos ofrecieran mejores condiciones laborales por derecho, y no por mérito, que estas historias cada vez se cuenten menos. Ojalá que al hacer tu checklist y valorar si tu trabajo es precario, tu respuesta sea NO.

 


Si quieres saber más sobre precariedad puedes leer el siguiente artículo: “Difficulty Level: Hard” Las condiciones del emprendedurismo en Iberoamérica

Notas

[1] Se utilizó como variable proxy a los profesionistas ocupados y remunerados y se elaboró un índice con base en la técnica de análisis factorial, mediante los métodos de regresión y mínimos cuadrados generalizados.

Referencias

  • Agulló, E. (2001). Entre la precariedad laboral y la exclusión social: los otros trabajos, los otros trabajadores en Trabajo, individuo y sociedad: perspectivas psicosociológicas sobre el futuro del trabajo. Madrid
  • Bouffartigue, P. & Busso, M. (2010) Precariedad, informalidad: una perspectiva “Norte-Sur” para pensar las dinámicas del mundo de trabajo, México.
  • De la Cruz, J. L. y Ventimilla, V.B. (1990). Informalidad y empleo precario: barreras del bienestar económico en Más allá de la República, pp. 47-72. Editorial LIMUSA. México, D.F.
  • De la Garza, E. & Bouzas, A. (1998) Flexibilidad del trabajo y contratación colectiva en México en Revista Mexicana de Sociología, p. 87-122.
  • García, B. (2013) Precariedad laboral y desempleo en México. Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, p. 157-177.
  • Gaxiola, S (2013). Análisis comparativo de la precariedad laboral en las tres principales metrópolis mexicanas para el 2010 en Revista Facultad de Ciencias Económicas, Vol. XXI (1), junio, pp.131-146.
  • Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (2017). Microdatos. Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de México. Recuperado de https://www.inegi.org.mx/programas/enoe/15ymas/#Microdatos
Compartir:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tambien te podría interesar

Vínculos IEXE

Somos más que una universidad, conoce las razones.

Todos los derechos reservados IEXE 2022. Aviso de Privacidad

Cerrar ×
Cerrar ×