icono de calendario06/04/2022 3 min de lectura

¿Educar en un mundo donde aprender parece obsoleto?

IEXE Universidad Tiempo de lectura: 3 minutos

La llegada de la tecnología ha influido en todos los ámbitos en los que nos integramos y la manera en que nos relacionamos con estos. La educación, desde los espacios hasta los métodos, no es la excepción. La incorporación tecnológica nos ha dejado varias cosas claras, por ejemplo: memorizar las tablas de multiplicar es anticuado, sin embargo y paradójicamente, entender las matemáticas parece más necesario que nunca. Tener Google maps al alcance de la mano hace que saber las capitales del mundo sea un absurdo, pero la integración y colaboración con las personas a lo largo del mundo es algo ahora cotidiano. Aprender un idioma podría ser obsoleto con el avance de las IA de traducción en tiempo real, pero la pluriculturalidad es algo necesario.

El sistema educativo ahora debe enfrentarse a estas aparentes contradicciones, una revolución incesante. Tras la pandemia, quedó claro que debemos adaptarnos y para ello hay que innovar en la educación ¿Qué se debería estar enseñando en las aulas? y quizás más importante, ¿de qué manera? Aquí algunas de las necesidades más urgentes.

Integración tecnológica: la contingencia sanitaria ha hecho patente la necesidad del uso de las nuevas tecnologías, pero en el tema de la educación es particularmente notable. Si bien, la UNESCO tenía prevista la integración tecnológica, pues es su misión estratégica del periodo 2012-2021, no era posible prever la gran demanda de necesidades de éstas durante la pandemia. La UNICEF ha propuesto medidas para que la integración sea más sencilla, pero la necesidad queda patente, hay que encontrar nuevas formas de integrar la tecnología y la enseñanza.

 Pluriculturalidad: la integración de internet en la vida cotidiana con sus propiedades de inmediatez, supusieron la llegada de nuevas formas de relaciones sociales. Ahora sin la distancia física como impedimento, las personas pueden trabajar, estudiar y socializar remotamente. Esto plantea retos en torno a la comunicación, y  no debido al idioma cuyas dificultades se espera sean solventadas por la Inteligencia Artificial y la traducción en tiempo real, sino por las complicaciones que surgen de las culturas y experiencias que miembros de diferentes sociedades presentan. Es aquí donde el problema de comunicación se hace presente y la necesidad de una educación pluricultural que involucre capacidades de empatía, socialización y colaboración resulta indispensable.

Colaboración: los alumnos han de pulir sus habilidades para la gestión de actividades en equipo, pues una sociedad cada vez más globalizada implica una mayor demanda de capacidades de gestión, colaboración e integración. Los futuros profesionistas habrán de hacer frente a retos globales desde escalas mucho más modestas.

Ludificación: los modelos de aprendizaje buscan integrar nuevas herramientas y métodos para permitir una mejor comprensión y retención. Al mismo tiempo, las dificultades propias de los vicios de la sociedad de la información, a saber, menor tiempo de atención y más factores de distracción hacen que los nuevos modelos de aprendizaje requieran hacerse más entretenidos, dinámicos y lúdicos. Juegos que buscan enseñar geografía, colaboración o gestión de recursos como Minecraft, o aplicaciones como Duolingo que se transforman en juegos, son ejemplos patentes de las necesidades de ludificación que se están satisfaciendo. 

Emprender, construir y colaborar son habilidades que se vislumbran más necesarias que nunca, pero para poder enseñarlas hay que implementar modelos, es decir, sabemos a dónde queremos llegar con la educación pero, ¿cómo describimos el camino?

Es aquí dónde el reto se encuentra, mientras que aún se habla de la importancia de aprender inglés, como ya se ha mencionado los traductores en tiempo real nos hacen preguntarnos qué herramientas se necesitan realmente ¿Sabemos cómo deben ser los estudiantes del futuro? más aún, ¿sabemos cómo deben ser los profesores del hoy?

Aquí es dónde nuevos profesionistas con la capacidad de prever y adaptarse a las necesidades deben hacerse presentes. Los especialistas en gestión de la educación son más urgentes que nunca, los modelos de gestión educativa muestran la necesidad de evolucionar con mayor urgencia, pues son estos los que responderán las preguntas y prepararán a futuros expertos para enfrentar los retos que se avecinan. Les brindarán no sólo lo que deben aprender sino el cómo, el por qué y el cuándo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tambien te podría interesar

Vínculos IEXE

Somos más que una universidad, conoce las razones.

Cerrar ×
Cerrar ×
IEXE Universidad