De las telesecundarias a la web 2.0, el origen y futuro de la Universidad en línea

Ruy Renau Tiempo de lectura: 8 minutos

La universidad en línea aún enfrenta muchos desafíos para convertirse en una opción educativa comparable a la educación presencial. 

Reflexionaremos sobre los problemas más comunes de la educación pública a distancia, sus orígenes y con base en nuestro análisis, qué caminos se podrían tomar para superarlos. 

Los inicios de la universidad en línea

La experiencia de las instituciones de educación superior nacionales en la educación a distancia es relativamente nueva, aunque tiene sus bases en el modelo de la telesecundaria. A fines de la década de 1960, fue instituido en México por Álvaro Gálvez y Fuentes, en donde la educación básica se brindaba a través de la televisión, y una guía de estudio para llegar a los sectores sociales más alejados de los centros urbanos. 

A su vez los antecedentes del modelo de telesecundaria implantado en México, tuvieron sus raíces en el modelo Italiano, lo cual retomó tres elementos fundamentales: el telemaestro, el maestro monitor y el aula provista del material necesario.

Si bien, a la telesecundaria no se le puede considerar educación “en línea”, si fue el primer modelo en México en utilizar tecnología para impartir clases. Esta estrategia era avanzada, y  ayudaba a combatir el rezago educativo que históricamente ha dirigido a la población indígena en el México rural. 

Uno de los principales problemas de la educación en México es que el crecimiento de la población de estudiantes es mayor a las posibilidades de construcción de infraestructura educativa, por lo que esta nueva opción de educación a distancia fue una alternativa aparentemente viable para aumentar la educación en el país. Además, este  modelo novedoso, estaba respaldado por guías de estudio para dar seguimiento al avance educativo de cada niño.

Sin embargo, los resultados directos fueron distantes a lo que se esperaba, ya que la televisión no propiciaba un entorno de aprendizaje dinámico y mucho menos  conseguía generar la suficiente motivación para retener la atención de los alumnos, sumando a esto la calidad y los contenidos generados que duramente hubieran podido competir con la calidad visual y temáticas de la televisión comercial de la época.

Aunque  la idea de Telesecundaria era bastante innovadora, no se logró desarrollar como se tenía planeado, hecho por el cual dejó por sentado que sin importar el nivel tecnológico, se tendrían que hacer consideraciones y entender que reemplazar a los docentes nunca sería una opción más eficiente para generar educación de calidad.

Fueron 40 años después que otra tendencia tecnológica innovadora cambiaría el panorama de la educación a distancia: el Internet. 

La universidad en línea y las intranets corporativas

El desarrollo del modelo de universidad en línea comenzó por medio de redes de intranet con empresas como AENA, IBM, Alcatel u Oracle quienes empezaron a capacitar a su personal a distancia.

Aunque la educación superior tiene una demanda distinta a la de la educación básica, son las mismas nociones de la educación primaria y secundaria lo que hizo que la educación en línea se convirtiera en una forma de responder a las demandas educativas universitarias del país, sin la necesidad de inversión directa en infraestructura, caminos, transporte, escuelas, laboratorios, etcétera.

Esto provee una oportunidad para que las personas comiencen sus estudios; sin embargo, el único cambió real a largo plazo proviene directamente de quienes los concluyen para poder competir en el mercado laboral y con su desempeño, puedan desarrollarse en estas áreas. 

Para establecer un diagnóstico acertado sobre los resultados (a comparación de las escuelas presenciales), se deben de considerar todos los factores que afectan a dicho resultado, antes de emitir un juicio sobre la eficiencia de la educación en línea.

La primera universidad en línea: iniciativa privada y pública

Los primeros avances nacionales en ésta área se le deben a la iniciativa privada. 

La Universidad Virtual del Tecnológico de Monterrey fue la pionera en utilizar por primera vez el Internet en sus programas de maestría a distancia en el año de 1996. 

Para 1997 la UNAM desarrolló su programa de educación en línea llamado PUEL y hasta el 2004  desarrolla su Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED) bajo la plataforma Moodle.

EL 2007 marca otra fecha importante al conformar el Espacio Común de Educación a Distancia (ECOESAD) con la participación de las universidades públicas más notables del país.

Resultados generales de la educación superior pública en línea

Los resultados del éxito en el modelo de educación a distancia se deben medir, tanto los inscritos, como los egresados, como los titulados.

Debido a que estos datos no son de acceso público solo contamos con el informe de la primera generación de educación a distancia aportados por la CUAED de la UNAM.

En cifras globales se estima que aproximadamente una tercera parte de los alumnos que ingresan, abandonan sus estudios o no acreditan una sola materia, mientras que las dos terceras partes restantes se dividen entre los alumnos con diferentes grados de rendimiento.

la Universidad en línea

la Universidad en línea

Alumno regular es aquél que tiene un porcentaje mayor o igual al que le correspondería haber acreditado en tiempos regulares;
Alumnos con avance alto es aquél con un porcentaje de avance menor al que le correspondería, pero mayor al 80% de éste;
Alumnos con avance medio es el que tiene un porcentaje de avance ubicado entre el 60 y el 80%;
Alumnos con avance bajo es aquél que tiene un porcentaje de avance entre el 40 y el 60%;
Alumnos con avance incipiente es el que tiene un porcentaje de avance menor o igual a 40%. 

Fuente: Zubieta, 2009.

Los resultados no pueden ser analizados de manera tan sencilla, ya que la cantidad de variables interdependientes a considerar lo vuelve una tarea compleja, por lo que para llegar a las conclusiones que permitan mejorar los resultados es difícil. 

Los retos de las universidades en línea

Uno de los principales problemas que tienen las universidades en línea es transformar su misión y perspectiva de ser solo una educación para personas con rezago educativo a una educación a la par (en cuanto a la calidad y renombre), de la educación presencial, e inclusive desplazarla como una opción más viable a nuestra complicada vida diaria, reinterpretar la retórica de origen y ampliar posibilidades y alcances de este nicho, para lograr así, que existan mejores estándares de calidad generalizados entre las instituciones que ofrecen este modelo educativo.

Otro reto es cambiar la temporalidad establecida por los modelos presenciales, donde perder un año representa cierto grado de rezago.

La educación en línea ofrece una visión ampliada y nueva sobre las posibilidades del aprendizaje, los tiempos, y la edad de estudio. La educación como un derecho que sobrepasa los límites de edad, lugar e inclusive de las instituciones. 

En éste sentido, al cambiar el paradigma educativo e incluir la educación en línea como un medio libre de los candados que las escuelas presenciales tienen desde su origen, sería una ventaja competitiva que podría ofrecer grandes beneficios sociales.

A su vez, existe el reto de generar nuevos modelos organizacionales que respondan a más tareas educativas y de innovación qué administrativas, donde, como mero ejemplo,  los docentes guíen los procesos de incorporación en las nuevas tecnologías, respetando los valores de libertad de cátedra, dado el cumplimiento de los planes y programas de estudio establecidos. 

Desde el modelo 1.0 hacia la educación a distancia 2.0

Llamamos educación a distancia 1.0 a la educación que las instituciones educativas generan para usuarios específicos, mismos que son considerados como aprendices de contenido. 

El aprendizaje a distancia 1.0 no es muy diferente del aprendizaje a distancia tradicional, cuyo método de enseñanza se basa en el principio del aprendizaje autónomo.

La teoría del aprendizaje autodirigido se basa en la pedagogía de adultos, disciplina que, a diferencia de la pedagogía, se basa en la educación y el aprendizaje de los adultos y en un diseño específico de materiales didácticos para compensar las ausencias del profesor, orientar, y resolver las dudas que los alumnos puedan tener. En este modelo, la imagen del profesor actúa como acompañamiento y retroalimentación del trabajo que los alumnos realizan de forma independiente.

La Web 2.0 es un término utilizado para distinguir entre dos dimensiones distintas del uso de Internet a lo largo de su historia. Los primeros se han descrito anteriormente como medios de comunicación principalmente masivos, administrados por unos pocos productores de contenido para una audiencia sentada detrás de las computadoras; la web 2.0 ha dado paso a un espacio real donde los usuarios ya no son solo consumidores sino creadores activos de contenido.

Es por ello que fomentar la generación de nuevos modelos y dinámicas de aprendizaje en estos entornos cambiantes ofrece una oportunidad a la industria tecnológica de la educación, frente a los agujeros de regulación en la que estos aún se encuentran, como una oportunidad para quienes la tomen, y podrían sentar precedentes para los modelos educativos del futuro. 

“Es esta capacidad de compartir los archivos, y no sólo de pasarlos de una plataforma a otra, lo que se busca con Web 2.0. Una verdadera visión colectiva y un ímpetu por la colaboración es lo que la Web 2.0 propone, pues Internet es una plataforma ideal para ello. El no tener limitaciones geográficas, sino ser accesible desde cualquier parte; el no tener la necesidad de instalar y mantener un programa en nuestra computadora; y la capacidad de trabajar colectivamente de manera asíncrona, son algunos de los elementos que Web 2.0 propone para compartir la información y conocimiento buscando siempre aumentar la base de la inteligencia general” 

(Hernández, 2007)

La tendencia del uso del internet por parte de los usuarios al compartir o generar contenido en la web 2.0 , representa un gran potencial que aún no ha sido explotado por los programas educativos a distancia. Pasar de la educación individual, por medio de programas independientes, a programas colaborativos, genera la “tendencia hacia la creación de inteligencia común y colectiva, creada por y para los usuarios”(Hernández, 2007).

Referencias

  • Montoya, A. (1996). Televisión y enseñanza media en México: el Sistema Nacional de Telesecundaria. En Bases para dirigir el proceso educativo. Curso para directores y supervisores de Telesecundaria (Pp. 443-473) México: SEP
  • Amundsen, C. (1993). “The evolution of theory in distance education”, In Desmond Keegan (Ed.) Theoretical principles of distance education, Gran Bretaña: Routledge. Traducción: Jorge Méndez. Disponible en: http://www.prof2000.pt/users/ ajlopes/af22_ead/teorias_ead/teorias_amundsen_spain.htm)
  • Mañas, H. (2006). “El ‘E-Learning’ como herramienta estratégica en el grupo Telefónica”, Universidad de Zaragoza, 06/04/2006 http://sociedadin formacion.fundacion.telefonica.com/DYC/SHI/ seccion=1188&idioma=es_ES&id=20091001163 00069&activo=4.do?elem=2383
  • Andrade Díaz, E. (2011)  “La educación superior pública a distancia en México Sus principales desafíos y alternativas en el siglo XXI” Reencuentro, núm. 62, pp. 20-29 Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, https://www.redalyc.org/pdf/340/34021066003.pdf 
  • Zubieta, J., F. Cervantes y C. Rojas, (2009). “La deserción y el rezago en la Educación Superior a Distancia: signos promisorios en una Universidad Pública Mexicana” [en] Rama, C. (Coord.) Deserción en las instituciones de educación superior a distancia en América Latina y el Caribe. República Dominicana: Ediciones uapa (Universidad Abierta para Adultos), pp. 131-144
  • Torres, R. M. (2000). “Una década de educación para todos. La tarea pendiente”. Instituto Internacional de Planteamiento de la Educación. fum-tep, Montevideo, 2000; Editorial Laboratorio Educativo, Caracas, 2000. Publicado en inglés [One Decade of Education for All: The Challenge Ahead] en: iipe-unesco Buenos Aires, 2000. Disponible en Internet www.cerlalc.org/redplanes/secciones/…/docs_marco_rosatorres.pdf 
  • Hernández, P. (2007). “Tendencias de Web 2.0 aplicadas a la educación en línea”. No solo Usabilidad 29Reencuentro: Apropiación social de las tic en la Educación Superior / 62 / Diciembre 2011 28 journal, núm. 6. 13 de febrero de 2007. http:// www.nosolousabilidad.com/articulos/web20)
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tambien te podría interesar

Vínculos IEXE

Somos más que una universidad, conoce las razones.

Cerrar ×
Cerrar ×
IEXE Universidad