Bebés decapitados, deconstruyendo el rumor

Imagen de autor

Por Ruy Renau

Redactor en EXPOST

icono de calendario05/07/2024 6 min de lectura
icono fuente

Si estás leyendo esto: funcionó. Así de sencillo fue captar tu atención con una frase impactante como “bebés decapitados”. Bebés, esos pequeños seres inocentes y vulnerables, nunca deberían estar asociados con una imagen tan atroz. Nadie puede negar que las palabras «bebés» y «decapitados» jamás deberían encontrarse en la misma oración. Sin embargo, esta combinación de palabras se utilizó para difundir un bulo devastador. La pregunta es: ¿con qué propósito y hasta dónde llegó este engaño?

Pero antes, definiremos qué es un bulo. El bulo u hoax es una falsedad articulada de manera deliberada para que sea percibida como verdad con un fin específico.

El 10 de octubre de 2023, el mundo de las redes sociales se incendió con informes no verificados sobre «40 bebés decapitados» durante el ataque de Hamás a civiles israelíes cerca de la franja de Gaza. Estos informes se propagaron como fuego en un campo seco, avivando el ya extenso historial de violencia entre palestinos y sionistas. No obstante, hasta el día de hoy no se ha publicado foto alguna que respalde estas afirmaciones.

Difusión y contexto de los «bebés decapitados» 

El miércoles 11 de octubre de 2023, un portavoz del Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu comentó a CNN que se habían encontrado bebés y niños pequeños «decapitados» en el sur de Israel después del ataque de Hamás; sin embargo, el jueves por la mañana, un funcionario israelí dijo a CNN que el gobierno aún no había confirmado tales afirmaciones. 

Ese mismo día, el presidente Joe Biden dijo que había visto fotos de terroristas y niños decapitados en Gaza. Luego, la Casa Blanca tuvo que aclarar que Biden se refería a informes de noticias sobre eso, no a fotos reales. Otro alto funcionario del Departamento de Estado de EE. UU. también dijo, el jueves por la mañana, que su agencia no estaba en condiciones de confirmar los informes sobre dichas decapitaciones. 

¿De dónde salieron estos informes? La mayoría provenían de soldados israelíes y personas vinculadas con las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF). Un portavoz de las IDF dijo a Business Insider el martes que los soldados habían encontrado bebés decapitados, pero que el miércoles habían decidido no investigar ni proporcionar más pruebas al respecto porque ¿quién necesita más pruebas en medio de una crisis de ese tamaño?

Para rematar la confusión, el miércoles por la noche, otro portavoz de las IDF dijo en un video en X (antes Twitter) que estas tenían «confianza relativa» en las afirmaciones, no total confianza; por otro lado, el jueves, durante una llamada con periodistas internacionales, el coronel Golan Vach, jefe de la unidad nacional de búsqueda y rescate de las IDF, afirmó haber encontrado «un bebé con la cabeza cortada».  Y así pasamos de 40 bebés a uno. 

Marc Owen Jones, profesor asociado de estudios de Medio Oriente en la Universidad Hamad Bin Khalifa en Qatar, y que estudia la desinformación en concreto, contó a NBC News que la historia de los «40 bebés decapitados» se originó principalmente de un clip viral de una transmisión de noticias israelí que no mencionaba específicamente esa acusación. 

Indagando el origen de la noticia, Nicole Zedeck, corresponsal del canal israelí privado i24NEWS, dijo en un video que los soldados israelíes le habían contado que habían encontrado «bebés con sus cabezas cortadas» en Gaza. El video fue visto más de 11 millones de veces en X. En otro tuit, Zedeck mencionó que los soldados creían que «40 bebés/niños fueron asesinados» en Gaza. 

Así, de dos fragmentos de información, se creó una narrativa que se extendió como pólvora. Jones explicó que esos dos pedazos de información se conectaron, y de repente la historia de «40 bebés decapitados» apareció en las portadas de seis o siete periódicos británicos.

Las historias los bebés decapitados siempre han sido herramientas poderosas desde los días de la Primera Guerra Mundial hasta Irak.

 

Un portavoz de las IDF, Doron Spielman, dijo a NBC News que no podía confirmar el informe de i24NEWS. Para el miércoles, las afirmaciones, aunque aún discutidas, se volvieron virales, siendo usadas como evidencia de la crueldad de Hamás y ese día, la frase «¿Hamás mató bebés?» tuvo un gran aumento en búsquedas de Google relacionadas con la guerra. 

Si hay algo que el internet ama más que los gatitos y bebitos, es una buena controversia. 

Según Sky News, las FDI decidieron no confirmar la noticia sobre las decapitaciones. Sin embargo, la historia siguió ganando tracción gracias a figuras influyentes como J.K. Rowling, quien con una audiencia de más de 13 millones de seguidores en Twitter logró expandir el alcance del bulo. 

 

Las historias los bebés decapitados siempre han sido herramientas poderosas desde los días de la Primera Guerra Mundial hasta Irak.

La estrella de «Stranger Things», Noah Schnapp, también compartió la impactante afirmación y con sus 25 millones de seguidores en Instagram afirmó que: «40 bebés fueron decapitados y quemados vivos frente a sus padres por Hamás en Gaza«. El senador Ted Cruz, de Texas, también mencionó bebés decapitados en un post en X, y el representante Mike McCaul, también de Texas, repitió las acusaciones en CNN. 

Jones encontró que la afirmación de «40 bebés decapitados» acumuló más de 44 millones de impresiones en X, con más de 300,000 likes y más de 100,000 reposts. Las cuentas principales que propagaron esta historia fueron i24NEWS y la cuenta oficial de Israel.

Las historias los bebés decapitados siempre han sido herramientas poderosas desde los días de la Primera Guerra Mundial hasta Irak.

 

Un periodista en la zona de conflicto, @OrenZiv_ mencionó que tras el bulo sobre los 40 bebés decapitados, no pudo constatar ni una sola vez dicha información con los soldados en la zona, recalcando que si bien los horrores cometidos contra civiles por parte de Hamás en la zona eran muy reales, esta nota era parte fundamental de la justificación del bombardeo indiscriminado a civiles palestinos en la zona por parte de las IDF.

 

Las historias los bebés decapitados siempre han sido herramientas poderosas desde los días de la Primera Guerra Mundial hasta Irak.

El caos informativo había alcanzado niveles astronómicos, y aunque algunos intentaron corregir o hacer notar la realidad detrás de esta bola de nieve, la verdad quedó perdida en el ruido ensordecedor de las redes sociales y la histeria colectiva.

Más bebés

El caso de la propaganda sobre bebés es un bulo utilizado anteriormente en otros conflictos y El testimonio de Nayirah en específico es un ejemplo de cómo la información puede ser manipulada para influir en la opinión pública. 

Durante la Guerra del Golfo Pérsico en 1990-1991, una joven llamada Nayirah, presentada como una enfermera voluntaria, testificó ante el Congreso de los Estados Unidos que soldados iraquíes habían sacado a los bebés de incubadoras en un hospital en Kuwait y los habían dejado morir en el suelo. Este testimonio conmovió profundamente a la audiencia y aumentó el apoyo público para una intervención militar en la región.

Sin embargo, más tarde se reveló que Nayirah era en realidad la hija del embajador de Kuwait en los Estados Unidos y que su testimonio había sido coordinado como parte de una campaña de relaciones públicas dirigida por una firma de relaciones públicas llamada Hill & Knowlton. La historia de los bebés en las incubadoras resultó ser falsa, diseñada para manipular y justificar la intervención militar en la región y subraya cómo los gobiernos y organizaciones pueden usar tácticas de propaganda para manipular la opinión en beneficio propio.

Conclusión

Las historias sobre los bebés masacrados siempre han sido herramientas poderosas y emotivas en la propaganda, desde los días de la Primera Guerra Mundial hasta la difusión de información falsa durante la invasión de Irak. Es un recordatorio crucial sobre ser cautelosos con lo que compartimos y en lo que creemos, ya que en tiempos digitales, la precisión y la veracidad a menudo se sacrifican en aras de la primicia, una primicia que puede ser tanto errónea como malintencionada y que ayuda a construir una narrativa y un consenso con consecuencias tangibles, y algunas veces mortales, como en el caso de Gaza o Irak.

Referencias

Tenbarge, K. y Chan, M. (2023, 12 de octubre). Unverified reports of ‘40 babies beheaded’ in Israel-Hamas war inflame social media. NBC News. Recuperado de https://www.nbcnews.com/tech/internet/unverified-allegations-beheaded-babies-israel-hamas-war-inflame-social-rcna119902 

Safa (2023, 28 de octubre). Deconstructing the ‘beheaded babies’ misinformation in Israel’s war on Gaza. Global Voices Advox. Recuperado de https://advox.globalvoices.org/2023/10/28/deconstructing-the-beheaded-babies-misinformation-in-israels-war-on-gaza/

Yusuf, H. (2024, 04 de enero). ‘Beheaded babies’ – How UK media reported Israel’s fake news as fact. Declassified UK. Recuperado de https://www.declassifieduk.org/beheaded-babies-how-uk-media-reported-israels-fake-news-as-fact/  

Maad, A., Audureau, W.  y Forey, S. (2024, 03 de abril). ’40 beheaded babies’: Deconstructing the rumor at the heart of the information battle between Israel and Hama. Le Monde. Recuperado de (https://www.lemonde.fr/en/les-decodeurs/article/2024/04/03/40-beheaded-babies-the-itinerary-of-a-rumor-at-the-heart-of-the-information-battle-between-israel-and-hamas_6667274_8.html

Nayirah testimony. (2024, 01 de julio). En Wikipedia. Recuperado de https://en.wikipedia.org/wiki/Nayirah_testimony

Imagen de autor

Ruy Renau

Redactor en EXPOST
Redes sociales

Comunicólogo, unfluencer, dog dad, emprendedor de 5 cifras, traumado con la IA y el dominio de las máquinas. Melómano, cinéfilo, lector, gamer, arte, contra cultura y re-curioso. Ultra puntual en todo siempre y cero despistado. Valores cristianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados IEXE 2022 Aviso de Privacidad Contacto

IEXE Universidad